900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Ácido fólico durante el embarazo, ¿por qué, cuándo y cómo tomarlo?

El ácido fólico también se conoce como vitamina B9 o folato. El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos de nacimiento del tubo neural, que son defectos de nacimiento de la médula espinal (como espina bífida) y del cerebro (anencefalia). Los defectos del tubo neural ocurren durante una etapa muy temprana del desarrollo, antes de que muchas mujeres sepan siquiera que están embarazadas.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), las mujeres que toman la dosis diaria recomendada de ácido fólico, empezando al menos un mes antes de concebir y durante el primer trimestre del embarazo, reducen el riesgo de que su bebé tenga defectos del tubo neural de un 50 a un 70 por ciento.

Algunos estudios sugieren que el ácido fólico también podría ayudar a reducir el riesgo de que el bebé tenga otros defectos, tales como labio leporino, fisura palatina y ciertos tipos de defectos del corazón.

Para reducir el riesgo de que el feto tenga un defecto del tubo neural, se deben tomar 400 microgramos (µg) de ácido fólico diariamente, comenzando al menos un mes antes de empezar a buscar embarazo, y al menos durante las primeras 12 semanas de embarazo.

Muchas vitaminas contienen 400 µg de ácido fólico, pero no todas ellas. El tubo neural, a partir del cual se van a desarrollar la espina dorsal y el cerebro del feto, empieza a formarse unas tres semanas después de la concepción, así que es indispensable consumir una dosis diaria adecuada de ácido fólico antes de la concepción y durante el primer trimestre del embarazo, que serían 400 µg de ácido fólico, en comprimidos que normalmente van asociados a vitamina B12, y muchos también llevan la cantidad recomendada de suplemento de yodo.

Hay cierto grupo de mujeres que pueden precisar más cantidad de ácido fólico, y por tanto el suplemento de ácido fólico debe ser mayor (normalmente se usa el suplemento de 5 mg)

-Vegetarianas: Los vegetarianos tienen un alto riesgo de tener una deficiencia de vitamina B- 12, y tomar demasiado ácido fólico podría dificultar el diagnóstico de esa deficiencia.

 -Obesas: tienen más probabilidades de tener un bebé con un defecto del tubo neural

 -Hijos anteriores con defecto de tubo neural: tienen una posibilidad del 2 al 5 por ciento de tener otro embarazo complicado por un defecto del tubo neural.

 -Diabéticas o epilépticas que toman ciertas medicaciones antiepilépticas.

 -Mujeres con enfermedad inflamatoria intestinal o que presentan malabsorción intestinal.

Hay pacientes que tienen síntomas de deficiencia de ácido fólico, aunque pueden ser difíciles de observar. Podrían tener: diarrea, pérdida de apetito y de peso, debilidad, dolor en la lengua, dolores de cabeza, palpitaciones, irritabilidad.

Si solo hay una deficiencia leve, puede que no aparezcan síntomas, pero no se está consumiendo la cantidad óptima para el desarrollo embrionario temprano del bebé. Es por eso que todas las mujeres deben consumir desde 1 mes antes de buscar embarazo, los 400 µg de ácido fólico al día.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt