900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Autismo del bebé: estimulación con animales

Como ya dijimos, el carácter no se hereda 100% de los padres por lo que nacer da ciertos genes pero éstos no influyen en el carácter del pequeño, sino su entorno y educación. 

Así, cada bebé actúa de una manera distinta y por tanto no hay un desarrollo único y ejemplar en la infancia pero sí una forma de estimularles más personalizada.

Con esto, uno de las conductas más problemáticas de un niño es el autismo, pues disminuye sus posibilidades a desenvolverse en sociedad. Te contamos a continuación cómo estimular esa introversión que hace que el pequeño no quiera ni jugar contigo.

El foco del problema está en la falta de empatía (ponerse en el lugar del otro) pues ni el padre consigue conectar con el pequeño ni el pequeño con su entorno.

De este modo, si de modo oral se consigue esa conexión usa estímulos multisensoriales basados en acciones con las que interactúes con aquello que le gusta al pequeño, como los animales.

En presencia de los animales, (sobre todo perros, delfines y caballos) los niños con autismo muestran más ganas de hablar, mirar a la cara y tener más contacto físico, siendo más receptivos y empáticos a las conductas sociales que cuando jugaban con juguetes; según un estudio elaborado por científicos australianos y publicado en la revista Plos One.

Además de esto, según el citado estudio, la capacidad de un animal para ayudar a los niños con autismo a conectar a los adultos puede ayudar a fomentar interacciones con terapeutas, profesores u otros adultos.

Pero no sólo los animales, cabe destacar que otros estudios han detectado la eficacia de las células madre para tratar el autismo.

Foto: Cristina

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt