900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Cambios a los que se enfrenta el bebé tras su nacimiento

El bebé dentro de tu útero ya empieza a experimentar sensaciones y cambios; y más a medida que avanzan las semanas pero es evidente que no es en el nacimiento cuando éste experimenta ese nuevo mundo. A continuación pasamos a detallar los cambios que sufre tu bebé nada más nacer:

  1. La temperatura ambiente. Como es natural, el bebé pasa de una temperatura caliente y estable propia del útero al frío del exterior. Por eso, hay que procurar que el bebé no pierda temperatura, colocándole en contacto con el cuerpo de la madre.
  2. La fuerza de la gravedad. En el útero el bebé flotaba en el líquido amniótico. En el exterior el cuerpo cobra peso, sobre todo la cabeza, que hemos de ayudarle a sostener; y los movimientos requieren esfuerzo por lo que son más limitados.
  3. La piel al aire. Nada más nacer la ausencia del líquido amniótico hace que la piel del bebé esté más seca por lo que hay que mantenerle la capa de vérnix pues contiene sustancias que protegen al bebé contra la invasión bacteriana al nacimiento y la mantienen hidratada.
  4. La primera respiración. El bebé expulsa el líquido amniótico de las vías respiratorias por lo que en la primera aspiración los alveolos se llenan de aire, expulsando el líquido restante. Tras esto los pulmones se hinchan y ya empiezan a trabajar por sí solos.
  5. La placenta se separa de la madre por lo que cesa la circulación placentaria. Así, el sistema vascular comienza a funcionar independientemente. Por todo esto se recomienda retrasar el corte del cordón umbilical para que le lleguen al bebé todos los beneficios.
  6. Nuevos estímulos
    1. Olfato: El feto es capaz de percibir olores dentro del útero materno por el líquido amniótico pero cuando sale al exterior el olfato captará nuevos estímulos como el olor de mamá.
    2. Tacto: dicho olor le ayudará a percibir el pecho de la madre para recibir la leche materna. Dentro del útero era capaz de chuparse el dedo.
    3. Vista: cuando sale al exterior el bebé descubre la luz del mundo, aunque al principio su enfoque es muy limitado.
    4. Oído: cuando el bebé nace es conveniente bajar el volumen pues el se multiplica la intensidad de los sonidos que puede captar el bebé
    5. Gusto: En el momento en el que se suspende el aporte de nutrientes al feto, el cordón umbilical, el feto debe procurarse energías por sí mismo. Por ello es necesario que reciba leche materna cuanto antes.

Sin duda, la salida de tu bebé del útero supone un brusco cambio para él, una entrada a un mundo hostil y diferente al que poco a poco tanto él como su cuerpo se irán amoldando.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt