900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Células madre. Definición y tipos

Las células madre, pilar necesario en el tratamiento de diversas enfermedades pues el tipo de células madre empleada puede ayudar según qué tipo de enfermedad. Se encuentran en todo tipo de organismo pluricelulares.

Y es que la característica principal de las células madre es que al reproducirse mediante el proceso de mitosis se dividen en células especializadas, además de autorrenovarse para producir más células madre. En ambos casos, útiles en le tratamiento de diversas enfermedades. Así, podemos hablar de diversos tipos de células madre que distribuiremos en función de su origen y su capacidad de generar células nuevas

En función de su origen:

  1. Embrionarias o fetales.

Son células de tipo primitivo ubicadas en los órganos de los fetos (embriones de más de cuatro o cinco días de edad). A partir de ellas desarrollan todos los tejidos y órganos del feto por su capacidad de diferenciación, ya que se pueden transformar en cualquier tipo de célula. Constituyen el desarrollo del pequeño.

  1. Adultas:

A diferencia de las células madre embrionarias, éstas se desarrollan en los órganos de cualquier persona, tanto niño como adulto. Se caracterizan por su capacidad para dividirse y crear una célula igual a sí misma, o diferente a si misma, manteniéndose latentes largo tiempo. Son también denominadas células somáticas.

  1. Células amnióticas:

Se encuentran en el líquido amniótico y son muy activas, aunque su potencial de diferenciación es inferior al de las embrionarias

  1. De cordón umbilical

Son un tipo de células madre adultas provienen del cordón umbilical tanto de la sangre de cordón (células hematopoyéticas, también encontradas en la médula ósea), como del propio cordón umbilical (células mesenquimales), que permiten regenerar y reparar cualquier tipo de tejido por lo que son las más usada para investigación (enlace)

En función de su capacidad para generar distintos tipos de células:

  1. Pluripotentes o pluripotenciales inducidas (IPS).
  2. Son células que no pueden generar un organismo completo pero sí cualquier célula de la hoja embrionaria (ectodermo, mesodermo y endodermo). Es por esto que se pueden asociar a las células madre embrionarias.

A su vez, podemos hablar de las células madre pluripotenciales inducidas (iPS), que son células adultas reprogramadas a comportarse como embrionarias. Son igual de terapéuticas que las embrionarias pero sin la necesidad de depender de un embrión para conseguirlas.

  1. Unipotentes.
  2. Pueden diferenciarse en un único tipo de células y surgen a partir de las células madre pluripotentes.

  1. Multipotentes.
  2. Se suelen generar a partir de las células madre pluripotentes lo que significa que ya han sufrido una primera diferenciación y continúan haciéndolo. Son capaces de originar las células de un órgano concreto en el embrión, aunque solo de su misma hoja embrionaria, y también en el adulto por tanto son muy adecuadas para su uso en trasplantes de tejidos dañados, ya que reducen significativamente las posibilidades de rechazo. Con esto, podemos englobar a las células madre hematopoyéticas.

  1. Totipotentes.
  2. Son las células madre generadas en el momento de la fecundación, cuando el óvulo se junta con el espermatozoide.Así, pueden crecer y dar lugar a un organismo completo: órganos, tejidos, placenta…

Todo esto denota la necesidad de conservar las células madre sea del tipo que sea.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt