900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Cianosis en el bebé

En la cianosis aparece una coloración azul o color morado en la piel o membranas mucosas del bebé, esto se debe a que los tejidos cercanos no reciben oxígeno. La piel en color azulado se debe a la excesiva concentración de desoxihemoglobina en sangre, es decir una menor cantidad de oxígeno.

TIPOS DE CIANOSIS

– Cianosis central, en  el área alrededor los labios, lengua, en los dedos de manos o pies. Se produce cuando la sangre arterial no cuenta con los niveles normales de oxígeno (hipoxemia), y esto se puede producir debido a una enfermedad pulmonar, a defectos del corazón y a ciertos problemas con la propia hemoglobina.

– Cianosis periférica, donde solo se ven afectadas las extremidades.

La sangre venosa (o la sangre que ha descargado el oxígeno) contribuye al color de la piel más que la arterial (o rica en oxígeno). Es por ello que un paciente puede que tenga unos niveles de oxígeno en sangre arterial que sean normales, pero todavía tener el color azulado de la cianosis en algunas zonas de su cuerpo y en concreto, en las extremidades.

En la cianosis periférica, la afección subyacente puede ser la exposición al frío, una disminución del gasto del corazón o una alteración local del flujo de sangre arterial o venosa. Esta enfermedad puede darse en el recién  nacido en los primeros minutos u horas de vida.

La cianosis central transitoria, puede ser fisiológica (no ser indicativa de enfermedad),  los primeros 20 minutos de vida. Esto sucede por la presencia de hemoglobina fetal.

Pasado este tiempo si el bebé sigue presentando cianosis debe ser atendido de urgencia ya que puede ser un un signo de patología pulmonar o algún problema del corazón.

La cianosis periférica transitoria, también llamada acrocianosis es frecuente en neonatos y puede durar varios días después del nacimiento. Manos y pies tienen una coloración azulada, sobre todo si el entorno es frío. En este caso no es un signo de enfermedad. Se debe a fenómenos de vasoconstricción de los vasos sanguíneos como respuesta al frío.

SÍNTOMAS

Los bebés o neonatos que sufren cianosis se cansan o sudan mientras se alimentan y además de no coger demasiado peso. Otros síntomas serían la irritabilidad y a menudo se sienten flojos y sin ganas de demasiada actividad. Puede llegar a producirse además quema de las fosas nasales como evidencia de la respiración pesada. Algunos bebés pueden gruñir o emitir un ruido con cada respiración.

Los niños que tienen una cardiopatía cianótica suelen adoptar posición de cuclillas después de actividad física para aliviar la disnea. Los niños con Cianosis pueden ser propensos a desfallecer e incluso a infecciones respiratorias repetidas.

Puede haber disnea, dificultad para respirar y respiración rápida y superficial. Esto se produciría en caso de embolia pulmonar, edema pulmonar o cortar el ataque de asma.

Otros síntomas serían dolor en el pecho, que se produce cuando la cianosis es debida a un derrame pleural (acumulación de líquidos alrededor de los pulmones), neumonía o embolia pulmonar. También fiebre en pacientes además con neumonía o embolia pulmonar.

Foto: Manuel Medina

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt