900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Cólicos en el bebé: evita que lo pase mal

Los primeros tres meses de vida de un bebé están cargados de llantos a la misma hora por un problema, que no una enfermedad, los cólicos de la lactancia. Casi todos los bebés pasan por este periodo que suele preocupar a los padres, quienes ven imposible hacerles callar y relajar ese dolor. Los cólicos de lactancia suelen empezar a darse a las 3 semanas de nacer y, generalmente, producen mayor dolor en el bebé al final del día, cuando llora desconsoladamente y se producen efectos en él tales como la empuñadura de las manitas, piernas encogidas o vientre hinchado. El episodio puede durar minutos u horas y, generalmente, termina cuando el bebé cae exhausto o cuando defeca o pasa el gas.

 

A qué se deben 

La principal causa de estos cólicos en los bebés viene de amamantarles. La madre debe evitar algún que otro alimento que pueda ser malo para la leche que produce. Es el ejemplo de estimulantes como la cafeína y el chocolate; también, trata de evitar los productos lácteos y las nueces durante unas semanas. No sólo la leche puede ser causante de estos cólicos, también la forma de amamantarle, no hay que sobrealimentar al bebé ni alimentarle de forma rápida, todo esto puede ser perjudicial para su estómago y viene cargado de cólicos. En el caso de alimentar al bebé con leche maternizada, cuida su proporción y plantéate cambiar de leche, ya que tu bebé puede ser sensible a las proteínas de la que le das.

No solo es importante que la madre cuide los alimentos y bebidas que ingiere durante el periodo de lactancia, sino que, además, es necesario que consulte con su médico acerca de posibles tratamientos o medicinas que vaya a ingerir. Todo esto puede afectar a la producción de leche y al organismo del bebé provocándole el dolor.

 

Cómo calmar al bebé

Los llantos por cólicos son de los más difíciles de aliviar y, aunque cada bebé es un mundo, existen algunos trucos que seguir cuando nuestro hijo llora y no sabemos cómo relajar ese continuo y pesado dolor estomacal.

– Coger al bebé y acunarle en brazos mientras que le cantas una canción mientras te mueves y, con ello, mueves al bebé. El ruido y el movimiento serán unos grandes aliados para calmarle.

– Colocar al bebé en posición vertical para ayudar al movimiento de los gases y disminuir la sensación de acidez.

– Masajes en el abdomen con movimientos circulares y presionando para calmar el dolor. También el uso de paños calientes o termo con agua tibia en su tripa.

– Un paseo en carro y en el exterior le hará cambiar de ambiente, verá y oirá cosas nuevas que le tendrán entretenido y le hará olvidar el incesante dolor.

– Arrópalo y mantenlo calentito para simular que está en el útero. Esto hará que se relaje y se quede dormido plácidamente.

– Dale un baño relajante donde darle masajes y jugar con el ruido del agua para despistarle.

– Proporciónale probióticos que ayudan a reducir los síntomas del cólico en bebés.

 

Consulta a tu médico y conoce si tu bebé tiene una microflora intestinal diferente que padece de cólicos.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt