900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Cómo afrontar la maternidad con positividad

La maternidad es una larga etapa de la mujer llena de distintas sensaciones, emociones o pensamientos. Puede decir que, durante la maternidad, la mujer experimenta un estilo de vida bipolar, en el que la ilusión por ser madre le haga feliz, pero el agobio que conlleva este acontecimiento le aturda. Ser madre es sinónimo de revolución, emocionalmente hablando, y por eso, durante los 9 meses de gestación, la mujer puede llegar a controlar su estado de ánimo y afrontar la llegada de su bebé. Hay muchos ingredientes para hacer que tu maternidad se convierta en una etapa de transición satisfactoria para hacer frente a los cuidados y educación de tu futuro hijo, desde el ambiente que te rodea como familiares o amigos, hasta actividades y propuestas para hacer en solitario. El tiempo del embarazo es un factor primordial para prepararse, en mente y cuerpo, a esta pequeña novedad en casa.

Consejos a tener en cuenta:

Conversación y diálogo con otras embarazadas. Juntarse con otras mujeres que están viviendo tu misma situación es muy aconsejable. Podéis no solo hablar de temas del embarazo, sino que podéis hacer actividades juntas como dar paseos y así manteneros enérgicas o asistir juntas a las clases de preparto. Tener cerca a una persona en tu misma situación te brinda la posibilidad de sentirte entendida en todos los aspectos y en descubrir cosas que desconocida, desde qué cremas usar para recién nacido hasta lo que se recomienda comer durante los últimos meses de embarazo.

Ejemplos y experiencias cercanas. Es importante empaparse de conocimiento cuando eres madre primeriza. La experiencia de otras personas que ya han pasado por tu misma situación es muy útil para hacerte ver que es más sencillo de lo que una cree. Pregunta a tu propia madre, tías, abuela o vecinas que hayan sido madre alguna vez, te darás cuenta que el boca oído es muy valioso para tu previa formación como madre.

Momentos de relax solos tú y tu bebé. Disfruta de tu maternidad en solitario, siéntate en el sofá a ver una película o a escuchar música sintiendo a tu bebé dentro y hablándole. Es una sensación estremecedora y eso hará que te conectes cada vez más a él. Estos momentos te aportarán confianza en ti misma y te unirán mucho más a tu hijo.

Lectura. Es bueno leer libros sobre embarazo, parto o cuidados del bebé, pero también lo es leer alguna novela interesante que te haga evadirte de vez en cuando para no tener constantemente la presión y ansiedad en tu cabeza.

Preparar el ajuar del bebé. Las compras de lo más necesario para un recién nacido pueden entretenerte mucho y, aprovechando las infinitas variedades de cosas que hay, será divertido y motivante salir de compras de vez en cuando para ir llenando el armario del nuevo miembro de la familia.

Ayuda profesional. Existen psicólogos y profesionales expertos en temas de maternidad y recién nacidos con los que puedes charlar semanalmente para ir amueblando tu cabeza a la nueva vida que te espera. Su ayuda será muy valiosa para afrontar tu maternidad.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt