900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Cómo detectar un embarazo de alto riesgo

Está claro que hay síntomas que te ayudan a detectar un embarazo. En cambio, algunos de estos embarazos pueden ser de alto riesgo por lo que hay que estar alerta ¿Cómo lo identificamos? ¿son los mismos efectos cuando se trata de un embarazo de alto riesgo?

Para ello primero vamos a definir lo que implica un embarazo de alto riesgo. Un embarazo de alto riesgo es aquel con mayores posibilidades de complicaciones, tanto desde el punto de vista de la salud de la madre como para el bebé. En cambio, aún hay dudas sobre cuáles deben ser considerados como embarazos normales y embarazos de alto riesgo puesto que las causas que lo provocan pueden suceder tanto antes, como durante, como después del embarazo.

Es por esto que a continuación te proponemos una lista de pasos para detectarlo:

  1. El primer paso es detectarlo en la visita al médico previa al embarazo mediante la realización de pruebas como análisis de sangre, sistemático de orina, cultivos de orina u otras muestras biológicas, estudios genéticos, pruebas de imagen (ecografías, resonancia magnética) u otras, como laparoscopia
  2. A su vez el embarazo de alto riesgo puede diagnosticarse si aparece una complicación médica a lo largo del embarazo como hemorragias, anemia, dolor anómalo, hipertensión o diabetes gestacional. Estas complicaciones que pueden surgir por anemia, toxoplasmosis, hepatitis,  obesidad mórbida, eclampsia y preeclampsia, alcoholismo y tabaquismo, parto prematuro o embarazos mútiples, entre otros.

Pero pese a todo esto, que nadie te quite las ganas de estar embarazada. Tener un hijo es algo maravilloso y hasta ahora este tipo de embarazos sólo ha ocurrido en un 10% de las mujeres embarazadas.

 

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt