900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Cómo estimular el lenguaje de tu bebé

Cuando tenemos un bebé no hay nada más gratificante que escucharle sus primeras palabras. No obstante esto no sería posible sin los padres, los principales estimuladores y responsables del aprendizaje del pequeño por su equilibrio afectivo y adaptación social.

Hasta los seis meses el primer modo de lenguaje del bebé es la expresión mediante balbuceos o lloros que reflejen sus sentimientos y necesidades. Pasado el tiempo, y en concreto al finalizar el año, el bebé ya es capaz de decir sus primeras palabras gracias a la imitación de los sonidos y movimientos de su entorno.

Pero esto no es suficiente, el bebé ha de tener la necesidad de querer comunicarse con el resto pues cada niño evoluciona de forma diferente. Para ello te proponemos una serie de ejercicios que ayudarán a potenciar esas ganas de comunicarse:

1. Ejercita los movimientos que participan en la fonación (succión, deglución, masticación, absorción o soplo) como mandar besos, inflar globos, soplar o hacer gárgaras con el fin de que el niño imite estos movimientos y vaya entrenando los órganos necesarios en ese lenguaje.

2. Ejercita también su psicomotricidad. Para ello realiza actividades que le ayuden a mejorar su destreza y precisión de movimientos como jugar en la arena, montar en bicicleta o encontrar objetos. Esto le ayudará a expresarse y a comunicarse socialmente.

3, Así, anímale a pedir verbalmente lo que quiera, no des por sentado que entiendes sus gestos para que el pequeño se esfuerce por comunicartelo. Premia su esfuerzo.

4. Dirígete al niño siempre por su nombre y con palabras cortas, de una o dos sílabas, de manera clara y exagerando la entonación. Preferiblemente usa las mismas palabras para que el bebé vaya familiarizando las cosas a esas palabras.

5. Háblale en cualquier situación e intenta hacer que hable o hazle partícipe de las conversaciones familiares, aunque sepas que no entiende; aprenderá a hablar antes y mejor. Cuéntale incluso historias y deja que él las acabe o interactúe como quiera.

Todo esto fomentará que el pequeño también se acostumbre a tu voz y la del entorno. Hazlo despacio y de modo expresivo, usando una palabra que le suene familiar en cada frase.

6. En esa búsqueda de interacción de tu bebé usa preguntas que no tengan exclusivamente respuesta sí o no sino que tenga que mencionar cosas; sólo así potenciarás su espontaneidad del lenguaje. Pero respeta su espacio, no le aturulles. 

7. Cantar es otra de las maneras de que el bebé imite y aprenda sonidos a la vez que lo acompañas de una actividad. Pon música de ritmo marcado y estribillos repetitivos y canta con él.

8. Si el niño pronuncia mal, usando palabras como “tete” o “guau guau”, adáptate a  esas expresiones para comunicarte con él pero no le respondas como un niño. El fin último es que aprenda a hablar bien así que corrígele si hace falta para que poco a poco vaya aprendiendo pero nunca le regañes.

 

Estos son algunos de los consejos que pueden ayudar a estimular el lenguaje y la comunicación de tu bebé. Si por el contrario, y pese a estas recomendaciones, observas algún tipo de anomalía lingüistica o retraso en su comunicación ponte en contacto con tu pediatra.

 

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt