900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Cómo preparar al hijo mayor ante la llegada de un hermano

La llegada de un bebé a la familia es algo muy emocionante. Sin embargo, al igual que pasaba con las mascotas, cuando tienes un hijo mayor puede que éste no lo reciba del mismo modo.

Y es que, aunque sea lógico que los hermanos mayores puedan sentir ciertos celos ante esta nueva llegada, se puede facilitar su adaptación reduciendo estos sentimientos. Te contamos a continuación cómo conseguirlo:

  • Prepara a tu hijo mayor durante el embarazo. Háblale sobre cómo será la situación cuando su hermanito llegue a casa, pudiendo incluso mejorar su salud como el caso de Javier y su hermano Andrés. A veces si son muy jóvenes puede que no lo entiendan, es cuestión de adecuarse a la edad de éste.
  • Hazle partícipe de esta nueva llegada. Pide ayuda a tu hijo mayor de todo lo que haga falta en el proceso de embarazo y nacimiento, desde dejarle que nos ayude a preparar la maleta para ir al hospital hasta permitirles que nos alcance un pañal, arrope al bebé, le cante… Hacer “real” al bebé ayuda a involucrar al mayor. Eso sí, tampoco le fuerces ni le agobies.
  • Presentale a su hermanito de un modo íntimo. Intenta que no haya mucha gente. De esta manera el encuentro será más cálido y el hermano mayor se sentirá parte importante del acontecimiento. Si esta situación no se puede dar, haz que “los visitantes” del bebé dediquen también tiempo al mayor.
  • Dejale expresarse. Permite a tu hijo mayor canalizar sentimientos de una manera diferente a la habitual (rabietas…)
  • Mantener el horario. A pesar de tener otro hijo no le cambies el horario de rutina, el  niño necesitará que le facilitemos toda la consistencia y seguridad posible a través de sus horarios y rutinas habituales. Por ejemplo, no le eches en el colecho por ser el mayor; dormid todos juntos.
  • Sigue pasando tiempo con él. Aunque tengamos la sensación de tener menos tiempo, sácalo de donde puedas y dedica un momento del día sólo a tu hijo mayor, ya que éste necesita la seguridad de ver que todavía estamos ahí y que no necesitan competir con el bebé para recibir atención.
  • Tener paciencia.  Si tu hijo mayor actúa como si tuviese una edad menor es porque está buscando llamar la atención. Ante esto, actúa con normalidad y abandonará el comportamiento porque no verá atención y se cansará.

Aunque está claro que tenemos que aceptar las reacciones que puede tener nuestro hijo mayor ante la llegada de un bebé (motivadas en parte por el carácter de éste), adoptando las medidas descritas y permitiendo que la relación se desarrolle con naturalidad, éste logrará una mejor adaptación a la situación: todo es cuestión de tiempo. A fin de cuentas perder el rol de príncipe de la casa no es fácil para ellos y, como padres, deberíamos ser capaces de entenderlo y ayudarles en el proceso. 

 

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt