900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

¿Cómo se hereda el grupo sanguíneo?

Las leyes de Mendel

Los grupos sanguíneos están determinados por la herencia, siguiendo las leyes mendelianas. Son los genes los que los codifican y en el caso del grupo sanguíneo, vendrá determinado por los alelos (variantes del mismo gen codificante) que posean ambos padres y su combinación en los gametos que dan lugar al nuevo ser.

El gen que determina el grupo sanguíneo tiene tres variantes y sus combinaciones en la pareja darán lugar a diferentes grupos sanguíneos. Cuando combinan dos genes iguales, el grupo es puro. Pero cuando la combinación es de dos alelos o variantes del gen diferentes, nos encontramos con un híbrido.

Alelos dominantes y recesivos 

El gen que determina el grupo sanguíneo tiene tres variantes o alelos: A, B y 0. Cada persona tiene dos alelos, provenientes uno de su padre y otro de su madre. Es decir, aunque el grupo sanguíneo sea A, B, 0 o AB, la persona tendrá una combinación de genes que puede ser AA, A0, AB, 00, BB y B0.

Los híbridos serán del grupo sanguíneo del alelo más dominante, en este caso A o B, pero pueden tener un alelo 0 (no dominante o recesivo) que no se manifiesta cuando se encuentra junto a un dominante, pero que si puede transmitirse a la descendencia al pasar a uno de los gametos (óvulos o espermatozoides).

Al concebirse el bebé recibirá los alelos que porten el óvulo y el espermatozoide. Recibirá uno de su padre y otro de su madre, pero no tiene que ser necesariamente el que dominaba en su progenitor.

Las personas que tienen un AB tiene que tener necesariamente en sus dos alelos uno correspondiente a A (llamado IA) y uno del B (IB). Una persona con tipo 0 no tiene ni el alelo A ni el alelo B. Tiene dos alelos ii (los que se corresponden al grupo 0).

Los alelos son dominantes (A y B) o recesivos (0), por lo que se puede presentar un grupo A o B en una persona portadora del alelo 0 en combinación de A y B.

Existen en realidad, por tanto, genotipos correspondientes a A0 y B0, que se manifiestan en el grupo sanguíneo del alelo dominante (A o B), pero que pueden traspasar al hijo el alelo recesivo. Al producirse la división celular, puede suceder que se herede un tipo 0 y, en combinación con otro alelo recesivo 0, existe la posibilidad de que el hijo sea 0 a pesar de que el grupo de los padres sea A o B.

Conclusión

La herencia del grupo sanguíneo viene determinada por un gen que tiene tres manifestaciones o alelos. Las diferentes combinaciones posibles entre ellos determinará, al azar, el alelo transmitido y la combinación final, que será la que dé lugar el grupo sanguíneo del bebé.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt