900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

“Con el apoyo que nos ofreció IVIDA todo fue más fácil”

Cuando me diagnosticaron Esclerosis Múltiple con 33 años, uno de mis primeros pensamientos fue que no podría tener hijos, pero tras un par de años de tratamiento estable y después de obtener el visto bueno de mi médico, nos decidimos con gran ilusión a buscar un bebé.

Después de un año sin conseguir el ansiado bebé, comenzaron las pruebas. El resultado fue que necesitábamos una Fecundación In Vitro si queríamos conseguir nuestro sueño de convertirnos en padres.

Me considero una persona optimista, pero la perspectiva de un duro tratamiento, con nuevos riesgos y pocas garantías puso a prueba nuestras ganas, nuestra economía y a punto estuvo de costarnos nuestra ilusión, pero ésta era tan grande que lo superó todo. Tanto que al final … ¡¡Lo conseguimos!! El día que nos dieron la noticia de que estaba embarazada fue uno de los más felices de mi vida.

A partir de ese momento todo se volvió más fácil. El embarazo fue perfecto y disfrute de cada cambio y cada etapa. La decisión de conservar las células del cordón umbilical para cualquier aplicación presente o futura, quizá por mi situación, también fue fácil; especialmente con el apoyo, información y confianza que nos ofreció IVIDA.

Cuando a falta de pocas semanas para la fecha prevista, el nacimiento de Laura se precipitó debido a un tropiezo en plena calle, IVIDA estaba allí, facilitándonos que este contratiempo no cambiase nuestros planes y resolviendo nuestras dudas.

Los controles realizados tras la recogida y la información sobre su conservación nos han aportado gran confianza y ¡¡hasta estamos pensando repetir!!

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt