900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Congestión nasal del pequeño, como ayudarle a prevenirlo

Comienza el frío invernal y con ello la época de resfriados y alergias que se manifiestan en el pequeño a modo de congestión nasal; muy crucial en la salud del pequeño.

Es por esto que a continuación te proponemos una lista de cosas por hacer para evitar dicha congestión pues en los pequeños el uso de medicamentos es nocivo:

  1. Usa aspiradores nasales. Los aspiradores nasales (también denominados jeringas de succión) emplean la succión para extraer la mucosidad de las fosas nasales.
  2. Usa una solución salina, muy eficaz para el pequeño. Puedes usarlo a modo de aerosol de la farmacia o hacerlo tú misma, preferiblemente. Si vas a preparar tu propia solución salina, debes usar agua filtrada o purificada, no agua de grifo. Mezcla 1/4 de cucharadita de sal con una taza de agua tibia
  3. Usa vapor caliente pues afloja las secreciones nasales. Mantente en el calor de 10-20 minutos.

Pero a veces más vale prevenir que curar, así que hay ocasiones en las que el pequeño puede evitar dicha congestión si se cuidan las condiciones de su entorno como los irritantes (humo del tabaco), el aire acondicionado o la cantidad concentrada de polen. A su vez, lávale las manos también con frecuencia, evitará la concentración de gérmenes y con ello las posibles enfermedades

En otras ocasiones ésta depende de su nivel de sueño y alimentación. Intenta que el pequeño duerma bien (ayúdale si hace falta) y coma (sobre todo sopa de pollo) y beba lo suficiente.

Así, con un buen cuidado el pequeño disfrutará de un invierno sano, tu también de verle sano y con ello el hecho de estar embarazada habrá merecido la pena.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt