900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Consejos para piernas hinchadas y retención de líquidos

Piernas-hinchadasA medida que el embarazo avanza, el aumento del tamaño del útero ocasiona la compresión de las venas de retorno de los miembros inferiores, favoreciendo la aparición o el empeoramiento de varices, hemorroides, así como la hinchazón de las piernas, sobre todo en la zona de los tobillos. Es importante establecer una serie de medidas preventivas posturales, que pueden aliviar en gran medida estos síntomas. Se debe evitar permanecer de pie, sin caminar, durante periodos prolongados de tiempo; si la mujer, por motivos profesionales tiene que estar sentada durante gran parte de la jornada laboral, es fundamental que cambie con frecuencia de postura y que evite mantener las piernas cruzadas; cuando sea posible, es aconsejable realizar movimientos circulares, girando los pies en el sentido de las agujas del reloj y posteriormente en sentido inverso. Las medias elásticas de compresión también ayudan a mejorar la hinchazón de las piernas, y existen en el mercado una gran variedad de modelos, con el fin de ajustarse a las necesidades y los gustos de cada mujer. Los masajes en las piernas, en sentido ascendente, pueden aliviar también a la mujer embarazada, a la vez que contribuyen a la relajación. No podemos olvidar el ejercicio físico, que a lo largo del embarazo y si no existen contraindicaciones médicas, contribuye a mantener un estilo de vida saludable.

Aunque cierta retención de líquido es normal durante el embarazo, si éste tiene lugar de forma muy exagerada, la mujer debe acudir a su médico con el fin de descartar alguna complicación, como la preeclampsia. Un signo de alerta fácil de detectar es el aumento de peso muy rápido, no justificado por la ingesta de alimentos. En este caso, es conveniente consultar con el obstetra.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt