900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

¿Cuánto de bien conoces a tu pequeño?

Se dice que el vínculo madre bebé se gesta desde el útero, por lo que no hay nadie que mejor conozco a un hijo como una madre; nueve meses en la barriga son nueve meses. En cambio, muchas son las cosas de su organismo que por mucho vínculo que tengamos con él, nos faltan por conocer

Así, a continuación te contamos aquellos detalles del organismo del pequeño que te ayudarán a mejorar su cuidado:

Sistema urinario y digestivo inmaduro

El enrojecimiento de la piel en el área del pañal está producido por la inmadurez en su sistema digestivo no permite que descomponga todos los carbohidratos presentes en la leche, generando gases, ácidos y defecaciones espumosas; mucho más fuertes que las de un adulto.

Uñas encarnadas

No te asustes por sus uñas encarnadas, las uñas del pequeño se suelen encorvar y se acomodan en la base. Pero si te quieres asegurar oprime su dedo suavemente, si la uña está encarnada la reacción del pequeño te lo hará saber.

Problema de pies planos

Es algo normal en el recién nacido; de hecho el arco normal no se empieza a desarrollar hasta los 4 o 6 años de edad.

No llora con lágrimas

Si tu bebé no genera lágrimas cuando llora es algo común ya que sus glándulas lacrimales están parcialmente bloqueadas al momento de nacer, produciendo sólo el líquido necesario para mantener húmedos los globos oculares.

 Su respiración es por la nariz

De pequeños sólo pueden respirar por la nariz puesto que las cuerdas vocales del pequeño están un poco más altas que las de los adultos evitando que los alimentos lleguen a la traquea cuando coma.

No te asustes si presenta pausas ocasionales de hasta 10 segundos de duración, el pequeño tiene alrededor de 60 respiraciones por minuto, mientras que el adulto 120 respiraciones por minuto

¡No lo sacudas!

Por mucho que lo quieras achuchar no abuses y cuida no sacudirlo. El cerebro del bebé carece de suficiente revestimiento, cuando un bebé es sacudido, su cerebro se mueve hacia atrás y hacia delante, lo cual puede provocar desgarros en los vasos sanguíneos que causan hemorragias, daños cerebrales e incluso la muerte.

Si el pequeño camina torpe, no te asustes, no le has sacudido demasiado, simplemente el pequeño al nacer no desarrolla plenamente el cerebelo, encargado de coordinar los movimientos del bebé,y el resultado son reacciones accidentales y desiguales.

Su temperatura es más fría

La temperatura corporal del pequeño es un aspecto importante en su salud y desarrollo. Pero de pequeños su organismo no está del todo desarrollado y entrar en calor les resulta complicado poniendo en riesgo su capacidad de perder y ganar calor; que se complementa con su grasa corporal

 Pierde agua con facilidad

Aunque el organismo del pequeño contiene más cantidad de agua que el de un adulto (75-80% frente al 52-65%) su metabolismo es más rápido y con ello pierde mayor cantidad de agua, haciendo que el bebé se deshidrate con mayor facilidad.

Para asegurarte de si necesita agua, pon tu dedo en su boca y verifica que esté húmeda.

 

Con todo esto ya se puede decir que conoces a tu bebé en su plenitud. Y es que una vez que conoces al pequeño ya sólo queda disfrutarle.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt