900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
cuidados cicatriz cesarea

Cuidados de la cicatriz de la cesárea

Si has sido mamá por cesárea recientemente o es una de las opciones barajadas para tu próximo parto, seguramente uno de los inconvenientes que ves es la fea cicatriz que deja. En la mayoría de los casos, la cesárea que se practica es vía suprapúbica, es decir, de manera horizontal, siendo la cicatriz de menor percepción y perfecta para camuflar con la braguita. En el caso de ser un parto de urgencia, la incisión se produce de manera vertical, dejando una cicatriz mucho más visible e imposible de camuflar.

De una forma u otra, las mujeres odiamos esa cicatriz y deseamos que no nos quede la temida marca de por vida. Algunos de los consejos para cuidar la cicatriz y conseguir que se “borre” son los siguientes:

  • Mantener la cicatriz limpia y seca. Las primeras semanas es importantísimos el lavado diario de la cicatriz con agua y jabón, secarlo cuidadosamente con una gasa y aplicar un poco de betadine. No se recomienda cubrirla con apósitos, pero para evitar el roce con la ropa se puede usar una tira de esparadrapo hipoalérgico y transpirable. Durante estos primeros días utiliza ropa de algodón.
  • Los puntos suelen ser molestos y tirantes, por lo que, el uso de faja puede ayudar a calmar el dolor muscular y a adaptar la piel abdominal.
  • Una vez retirados los puntos, es necesario hidratar bien la zona para disminuir la inflamación, reducir la coloración y mejorar la textura de la cicatriz. Conseguiremos un efecto cicatrizante natural.
  • Con el paso del tiempo, se pueden realizar pequeños y suaves masajes en la zona con algún aceite o crema cicatrizante, como el aceite de mosqueta o aloe vera.
  • Si con el paso de los días se sigue sintiendo dolor, acude a tu médico para que te recete un analgésico antiinflamatorio. También puedes recurrir a las láminas de silicona que son adhesivas e impermeables.
  • Tapa la cicatriz del sol si no quieres que se quede una marca más acentuada.
  • Evita movimientos bruscos que puedan afectar a la propia cicatrización.

Con todos estos cuidados diarios contribuirás a la notoria mejoría de tu cicatriz, haciéndola desaparecer poco a poco hasta que apenas se aprecie. También existe la posibilidad de la cirugía plástica que tanto ha avanzado hoy en día. Se optimista y no le des importancia, aunque no puedas borrar para siempre esa marca y quede siempre algo de ella, te recordará a un bonito recuerdo, tu hijo.

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt