900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

¿De qué manera afecta el reflujo gastroesofágico al bebé?

Según la OMS la lactancia es la forma más saludable de alimentar a tu pequeño, pero hay veces que mientras está comiendo el pequeño expulsa ciertas bocanadas de leche en forma de regurcitaciones. A este proceso se le denomina reflujo gastroesofágico, muy común en los bebés.

Dicho reflujo suele producirse sobre todo durante los seis primeros meses de vida, porque el aparato digestivo del bebé aún está inmaduro y el esfínter que separa el esófago del estómago no cierra bien, lo que hace que parte de la toma vuelva al esófago y de ahí a la boca,

¿Cómo afecta el reflujo al bebé?

Las regurgitaciones son los síntomas más claros del reflujo pero también hace que éste llore aparentemente sin motivo y con persistencia, se muestre irritable, tenga dificultad para dormir, tosa con frecuencia, tenga arcadas o se niegue a comer.

Esta situación hace que el bebé no gane peso, se estanque su crecimiento o incluso le genere una úlcera.

¿Cómo puedo solventarlo?

  1. Administrar al pequeño un antiácido, un antihistamínico o un inhibidor de la bomba de protones.
  2. Colocarle en posición vertical durante su toma y causarle erupciones varias veces. Hazlo despacio, que tenga su tiempo para descansar.
  3. Darle de comer más veces y en menor cantidad
  4. Elevarle el cabecero de su cuna para que la gravedad ayude a prevenir el reflujo mientras está dormido
  5. Dieta baja en grasas como las frituras, el chocolate, zumos cítricos, bebidas con gas y yogur.

Estos son algunos de los consejos más adecuados para paliar el reflujo de tu pequeño. No obstante, si el problema persiste no dudes en contactar con tu pediatra.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt