900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
depresión posparto hombres

Depresión posparto. ¿También en los hombres?

El nacimiento de un bebé es un acontecimiento lleno de emociones y sentimientos no solo para la mamá, que ha sido la que ha llevado dentro al bebé, sino también para el papá. La depresión posparto, o como se conoce en inglés, los “baby blues”, es muy habitual en padres primerizos que, tras 9 meses de espera por conocer y sentir a su bebé, se ven inmersos en una sensación de tristeza y ansiedad.

Las causas que pueden provocar esta crisis emocional en el hombre pueden ser muy variadas. La primera, a simple vista, es la nueva concepción de familia en casa, es decir, la pareja estaba acostumbrada a vivir el uno con el otro y, de repente, aparece un nuevo miembro que acaparará todas las atenciones. Es en este momento cuando el hombre pasa a un segundo plano para la mujer y esto puede repercutir negativamente en el hombre, haciéndole sentirse aislado y en un segundo plano, tanto para su mujer como por el cuidado del niño. Son en estos casos cuando el hombre se siente solo y comienzan los problemas de convivencia que podían no haber existido antes, como intolerancia, manías, tristeza, problemas para dormir, irritabilidad etc. En algunos casos, la relación de pareja se vuelve mucho más difícil, llegando a haber enfrentamientos entre ambos.

Otro de los cambios más frecuentes en casa es el cambio de rutina diaria cuando un bebé llega a nuestras vidas. Las mujeres pueden sentirse preparadas para tales modificaciones, puesto que gracias a la baja maternal y a los meses de gestación vividos pueden hacerse más o menos con la situación, pero son los hombres quienes se sienten más perdidos a la hora de acoplar su antigua vida a la de sus bebés. Darle el biberón, cambiarles el pañal o hacerles callar cuando lloran sin parar son tareas difíciles que pueden llegar a estresar a los hombres, viéndose incapaces de satisfacer las necesidades de sus pequeños y sintiéndose inútiles en el trato con ellos. La angustia y el miedo por no saber cuidarles o atenderles se convierten en un estrés diario difícil de superar sin la figura de la madre, y, por ello, muchos de los padres son incapaces de quedarse solos al cuidado del bebé durante los 6 primeros meses.

La depresión post parto puede verse incrementada en perfiles de hombres con trabajos que requieren concentración o preparación en casa. Esto significa que aquellos hombres que trabajan en casa o continúan su jornada laboral en el hogar, encuentran mucho más difícil concentrarse en aquello que hacen debido a los lloros y necesidades del nuevo miembro de la familia, haciéndoles cambiar el humor e, incluso, el apetito.

Pese a las dificultades que pueden aparecer en tu vida al ser padre, es una de las mejores satisfacciones que un hombre puede vivir y has de disfrutarlo. Ser padre es un reto, y más si eres primerizo, así que la mejor aptitud que puedes adoptar es tomártelo con ganas, aprender de la experiencia y apoyarte en tu mujer. Ella estará mucho más preparada para hacerte comprender que, aunque tu hijo no venga con un libro de instrucciones, conseguirás sacarte un máster en cuidados.

 

 

 

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt