900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal se refiere a la reacción inflamatoria de la piel cubierta por el pañal (abdominal, perineal y glútea), de tipo irritativo, originada por el contacto prolongado de esta superficie cutánea con la orina, las heces y otras sustancias (detergentes, plásticos, perfumes…).

El factor inicial más importante es la oclusión del área del pañal, lo que favorece la humedad, la cual se exacerba por la orina y las heces del bebé. El aumento de la humedad favorece la sobrehidratación y maceración de la piel.

Además, la orina provoca finalmente un aumento del pH, lo que estimula las enzimas fecales que dañan la piel. También, el amonio de la orina es irritante directo de la piel. Todo esto provoca un daño sobre la barrera de la epidermis, con la pérdida de la función de barrera de la piel.

La dermatitis irritativa del pañal afecta entre el 5 y 25% de los lactantes en algún momento. No hay predomino de sexo. La máxima incidencia se produce después de los 3 meses. Es más frecuente en los lactantes con diarrea.

 

Clínica

La dermatitis irritativa del área del pañal afecta sobre todo a las zonas convexas, con lesiones cutáneas en las áreas que tienen contacto más directo con el pañal, tal como: los genitales externos, las nalgas y las zonas perineales.

La complicación más habitual es la sobreinfección, sobre todo por el hongo Candida albicans, que produce un eritema intenso de extensión periférica. Otra posible complicación, asociada a la utilización de corticoides tópicos de alta potencia, es el granuloma glúteo infantil.

 

Prevención

Consiste en realizar una buena higiene de la zona, logrando que esté seca y limpia. Para ello, se lavará con agua tibia y un jabón neutro. Los pañales se cambiarán con frecuencia. Después de cada limpieza o baño y tras cada cambio de pañal, es muy útil aplicar una fina capa en las nalgas del bebé de cremas de barrera con acción absorbente y astringente, como el óxido de cinc, talco y caolín. El ácido bórico y el bicarbonato de sodio deben evitarse.

 

Tratamiento

Aplicar una crema de barrera, como la indicada anteriormente, al mismo tiempo que se asocia con la aplicación de corticoides tópicos de baja potencia (hidrocortisona al 1%, una o dos veces al día) para combatir la inflamación. Si hay una sobreinfección candidiásica, hay que usar un antifúngico, tal como: nistatina, clotrimazol o miconazol. Si hay una sobreinfección bacteriana, se emplearán antibióticos tópicos, tales como mupirocina.

 

Foto: bebe_15

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt