900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Una donación de células madre puede salvar a Rubén del síndrome de Hurler

Si el caso de Ava Johnson, Gracie Gregory  o incluso el caso español de Sara Cerqueira, entre otros, demuestran la eficacia de las células madre frente a diversas patologías. En esta ocasión un nuevo caso tampoco nos lleva muy lejos.

Se trata del pequeño Rubén Martínez, un gijonés de año y medio diagnosticado síndrome de Hurler (mucopolisacaridosis severa del Tipo 1), enfermedad rara y de evolución mortal originada por la incapacidad de producir una enzima que evite la acumulación de toxinas en el organismo por lo que a Rubén le tiene que ser administrada constantemente para sobrevivir.

Así­, el pequeño necesitaba encontrar un donante de médula que le ayudase a frenar el proceso degenerativo que le ocasionaba dicho sí­ndrome antes de los dos años; de no ser así sus órganos vitales pueden verse dañados irreversiblemente.

El caso de los cinco hermanos salvadores es muy eficaz, aunque en esta ocasión las células madre de su hermano Gabriel Martí­nez, pese a ser compatibles, también era portador del síndrome de Hurler por lo que poco podí­a hacer su donación por la salud de Rubén.

Finalmente, tal y como recoge el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO), se encontró en EEUU una donación de cordón umbilical compatible de la que se extraerán células madre para introducirlas en el organismo del niño mediante una transfusión.

El tratamiento tendrá lugar en el Hospital Vall Hebrón, de Barcelona. Se pronostican meses muy duros de tratamiento y recuperación, afirman los médicos; aunque su familia tiene la esperanza de que “algo que habitualmente se tira” salve la vida de su hijo.

Fuentes:

1. El Comercio de Gijón

2. Abacell

Foto: El Comercio de Gijón

 

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt