900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Ejercicios en el agua para embarazadas

Como ya os hemos avanzado embarazo y deporte no tienen por qué estar reñidos, de hecho practicar deporte durante el embarazo tiene múltiples beneficios.

Con esto, si el yoga era uno de los deportes más recomendados para las embarazadas; hoy hablaremos de la natación, otro deporte rey del embarazo. Es por esto que os mencionaremos diez ejercicios acuáticos vitales para tu embarazo.

Pero antes de entrar al agua ten en cuenta estos consejos para realizar los ejercicios correctamente:

– Evitar la sudoración excesiva

-No sobrepasar los 180º

– No realizar la actividad física en ayunas

– No hacer ejercicio con el objetivo de perder peso

– En los últimos meses evitar hacer ejercicio tumbada boca arriba y de forma prolongada

– Los ejercicios no deben sobrecargar la zona lumbar

– Trabajar grupos musculares implicados en el embarazo y el parto

 

Ejercicios acuáticos para embarazadas

Para empezar debemos calentar en torno a unos 10-12 minutos. Así, el cuerpo de la embarazada tomará concienciación del medio. Constará de ejercicios en los que se involucre la respiración abdominal, torácica y costal y la reeducación de la postura.

Posteriormente ya se podrían practicar los citados ejercicios acuáticos:

    1. Natación convencional en diversos estilos: crol, braza o espalda cuidando la ejecución
    2. Sentada en el borde de la piscina, mueve alternativamente las piernas dentro del agua y cruzalas
    3. Camina por la piscina con zancadas grandes, abriendo los brazos en una zancada y cerrándolos en la siguiente.
    4. Coloca una pelota entre las rodillas y aprieta y aflójala, sin que llegue a escaparse. Apoya también la espalda contra la pared de la piscina, con las piernas flexionadas y sujetar la pelota con ambas manos. Húndela despacio al soltar el aire, y dejar que salga a flote lentamente mientras tomas aire.
    5. Separa una pierna sin inclinar el tronco lateralmente y haz círculos hacia delante y hacia atrás
    6. Sujeta una pierna por el empeine notando cómo se estira la musculatura delantera de tu muslo.
    7. Apoya la espalda en la pared, abraza una pierna para estirar la musculatura del glúteo.
    8. Colócate en posición “de medusa” para estirar toda la musculatura de tu espalda.
    9. Con la ayuda de 2 churros (uno en la nuca y otro en las piernas) relájate mientras respiras de forma profunda.

Además de esto y teniendo en cuenta la respiración, las diferentes alturas y los distintos materiales como churros o tablas se puede hacer del agua una herramienta indispensable para un desarrollo de embarazo óptimo.

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt