900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

El ecosonograma

El ecosonograma o ultrasonido es una prueba médica que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia con las que se pueden obtener imágenes en tiempo real de ciertos órganos del cuerpo sin la necesidad de someterlos a radiaciones.

Los ecosonogramas captan las imágenes a través de un dispositivo manual llamado transductor, que el médico o enfermero desplaza sobre el órgano o región corporal que se someta a examen.

El ecosonograma es un método seguro y no invasivo con el que se pueden obtener imágenes en dos o tres dimensiones a través de la recepción de ecos rebotados de ondas ultrasónicas. Durante el embarazo los ecosonogramas permiten observar el feto, la placenta o el líquido amniótico convirtiéndose en una forma nada arriesgada y bastante económica de detectar la presencia de patologías o malformaciones del bebé.

¿Qué se puede controlar con un ecosonograma?

El ultrasonido o ecosonograma puede examinar al bebé con el fin de controlar su estado de salud y detectar ciertas anomalías. Los usos más frecuentes de ecosonograma son los siguientes:

  • Control de la edad y el crecimiento del bebé.
  • Control del tono muscular, el ritmo cardíaco y el movimiento del bebé.
  • Estimación de la fecha prevista del parto.
  • Detección de problemas de nacimiento como el síndrome de Down o la espina bífida.
  • Los ecosonogramas son uno de los exámenes médicos que menos riesgos conllevan para el bebé y para la embarazada. Son más seguros que los rayos X, pero aunque ayudan a encontrar anomalías en el feto, no es la técnica que más precisión ofrece en la detección de problemas durante el embarazo.

    Comparte

    No hay comentarios.

    Deja un comentario

    Comentario


    btt