900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

El embarazo a partir de los cuarenta

Hace algunas décadas era extremadamente inusual que una mujer tuviera un embarazo a partir de los cuarenta años, sobre todo si se trataba de su primera gestación. Lo cierto es que en los últimos años se están produciendo una serie de cambios que, de forma gradual, han ido modificando el perfil de edad de las mujeres que dan a luz.

Probablemente la incorporación de la mujer a la vida laboral, sobre todo en puestos de trabajo que requieren una alta cualificación, los cambios en los modelos de unidad familiar y la situación económica del país, son factores que influyen notablemente en un retraso considerable a la hora de plantearse un embarazo. El deseo de la maternidad a partir de los cuarenta años, sobre todo en mujeres que no han tenido hijos, es vivido en muchas ocasiones con la ansiedad propia de que el tiempo se echa encima y se agotan las posibilidades de conseguirlo.

Factores a tener en cuenta en un embarazo a partir de los cuarenta

Si bien es cierto que en plena madurez de la vida, la búsqueda de un embarazo suele darse en el contexto de una maternidad responsable, es importante tener en cuenta determinados hechos que la mujer debe conocer para que su elección sea realmente libre.

Por una parte, la capacidad reproductiva va menguando en la mujer a medida que transcurren los años, de manera que puede tener más dificultades a la hora de conseguir una gestación, también es más alta la tasa de abortos espontáneos y, si se logra el embarazo, se incrementa notablemente el riesgo de alteraciones cromosómicas, la más conocida es el síndrome de Down.

Por otra parte, la edad materna por encima de los cuarenta años, supone un aumento en las posibilidades de que surjan complicaciones, como diabetes gestacional, trastornos hipertensivos y enfermedades tromboembólicas, entre otras.

Lejos de contraindicar el embarazo en estas edades, sí se debe informar detalladamente de los riesgos, realizar una consulta preconcepcional adecuada y así ofrecer a la mujer una maternidad totalmente responsable y lo más segura posible.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt