900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

El vínculo del bebé con la madre mediante el aroma y el olor

El vínculo entre madre y niño es algo que les unirá a ambos para toda la vida. Existen muchas formas de hacer que ese vínculo sea cada vez más fuerte, pero hay una formula que funcionará desde que el bebé es un recién nacido.

Y es que está claro que hay un primer vínculo biológico, cuando el cuerpo de la madre se comienza a adaptar para permitir al bebé vivir en el seno materno sin ser rechazado. 

Pero no sólo durante el embarazo, tras el parto ese vínculo sigue existiendo; de hecho existe desde que el niño nace hasta que muere.

Esto es debido en parte gracias al aroma y el olor, un síntoma que ya existía desde el embarazo. El olfato es uno de los órganos más desarrollados del recién nacido. Quizá el pequeño aún no pueda identificar la cara de su madre pero sí es capaz de reconocer su olor, el que le transmitía el líquido amniótico. Con esto, el pequeño, mediante el olor, puede identificar a su madre desde que nace, según corrobora un estudio elaborado por científicos del “Wellcome Trust Sanger Institute”, en Reino Unido.

Incluso a la hora de amamantar, pese a su escaso todavía sentido de la vista, es capaz de localizar el pecho de su madre gracias al aroma que ésta desprende. Sin duda, algo instintivo y básico para su supervivencia.

A su vez, la madre puede recordar cómo olía su pequeño, pues los recién nacidos no sudan y no tienen glándulas sudoríparas activas apocrinas y con ello no generan olores desagradables a través de la piel.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt