900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Embarazo y olores: cómo llevarlo

La hipersensibilidad olfativa que experimentan las mujeres a lo largo del embarazo, sobre todo en el primer trimestre, es una alteración inherente al embarazo que producen las hormonas y puede llegar a ser muy molesto para la embarazada. Las hormonas son sustancias químicas muy potentes encargadas de transformar el organismo de la embarazada para albergar de la mejor forma posible el feto y que crezca y se desarrolle, pero, a la vez, tienen ciertos inconvenientes.

Una de las desventajas que aportan las hormonas es la aversión a los olores intensos, provocando una mayor irrigación del revestimiento mucoso de la nariz que se traduce en un aumento de la sensibilidad olfativa de la madre. ¿Cómo lo nota la embarazada? Los olores habituales a los que estaba acostumbrada los huele con más intensidad o, incluso, de manera desagradable, llegando a ser repulsivos en su paladar.

Sabiendo que la culpa no es de lo que te rodea sino de los múltiples síntomas que tiene estar embarazada, hay algunas directrices que se pueden seguir para conseguir evitar esa percepción de malos olores en tu alrededor, o, por lo menos, tratar de disminuir esa sensación de malestar y vulnerabilidad.

¿Cómo evitar la aversión de olores?

Respirar por la boca en situaciones en las que puedan existir olores intensos.

– Evitar lugares con olor desagradable o sin ventilar, siempre cuidar la limpieza del hogar propio. Un consejo en el uso de productos de limpieza que suelen tener olores muy fuertes es su sustitución por una mezcla de agua con vinagre de manzana. Además, las velas absorben los olores y son mu y útiles para decorar.

– Set de aseo neutro, es decir, evita los desodorantes con olores o colonias muy intensas, utiliza olores neutros para todos aquellos productos que utilizas diariamente o acabarás aborreciéndolos.

Al cocinar, hazlo con el extractor conectado y ventanas abiertas para ventilar, así evitarás el contacto tan directo con los olores. También, en el momento de detectar que una comida no te resulta apetecible o no huele apetitosa, evitar cocinarla y tomarla.

– Hay algunos olores que resultan ideales para contrarrestar los olores fuertes y desagradables durante el embarazo. El aroma a jengibre es uno de ellos y ayuda a parar la sensación de nausea. Sino, siempre es muy recurrido llevar un pañuelo impregnado de un olor familiar y placentero, como puede ser una colonia favorita, hojas de menta, clorofila etc.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt