900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Ensayo clínico en España para tratar a pacientes de VIH con sangre de cordón umbilical

Ya han pasado más de 8 años desde que Timothy Brown, conocido como el “paciente de Berlín”, se convirtiera en el primer paciente curado de VIH mediante un trasplante de médula ósea. Por su parte el caso español, el “paciente de Barcelona”, fue tratado en 2013 con sangre de cordón umbilical y a los 3 meses se comprobó que ya no tenía VIH en su organismo, aunque no tuvo la misma suerte ya que falleció por complicaciones debidas al linfoma que padecía. Sin embargo, esta experiencia ha dado pie a lanzar en España el primer ensayo clínico en el mundo sobre el uso terapéutico del trasplante de sangre de cordón umbilical, no sólo para combatir un problema hematológico, sino para demostrar que con este trasplante se puede hacer desaparecer el VIH.

Para llevar a cabo este ensayo ya se han analizado 25.000 unidades de sangre de cordón umbilical con el fin de constatar muestras que portasen una mutación clave responsable de transferir protección frente al VIH, la mutación genética CCR5 Delta 3. Dicha mutación actúa como un escudo frente al virus del sida. Las células que portan esta variante son impermeables al patógeno y acaban haciéndolo desaparecer del organismo, tal y como se demostró con el paciente de Berlín. Finalmente tras numerosos análisis, la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) ha identificado 157 muestras, a través de una inversión de aproximadamente 100.000€.

Así, estos cordones tienen un potencial curativo excepcional. Ofrecen, tanto una solución para aquellos que requieran un trasplante por problemas hematológicos como para curar el VIH de aquellos que, además de ser seropositivos, desarrollen un cáncer de sangre. Por tanto, no se trata de una terapia para todas las personas seropositivas sino para casos muy concretos.

En dicho ensayo, están participando el Hospital Puerta de Hierro, el Gregorio Marañón (ambos en Madrid), el Instituto Catalán de Oncología (ICO), y el Hospital La Fe de Valencia, junto con los bancos de cordón umbilical y la ONT. Para llevarlo a cabo se pretende reclutar a cinco pacientes en dos años con el fin de realizarles un seguimiento durante al menos 12 meses. El primer paciente ya está identificado, se trata de una persona con un tipo de linfoma y con VIH.

Cabe destacar que los 157 cordones con la mutación CCR5 Delta 3 identificados en España seguirán formando parte del Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) para que decidan su destino, si son reclamados por investigadores para tratar a pacientes seropositivo con un problema hematológico o bien para una persona que, sin portar el VIH, tenga un problema médico como una leucemia o un linfoma.

Con todo esto se puede concluir, en palabras de Rafael Duarte (actual jefe de Oncohematología y de Trasplante Hematopoyético en el Hospital Puerta de Hierro) que: “Este ensayo no va buscando una cantidad elevada de curaciones sino la demostración de la hipótesis de que con este trasplante se puede hacer desaparecer el VIH. Las implicaciones son cualitativas más que cuantitativas”. Así por el momento, éste estudio es interesante a nivel de investigación, no de manera práctica para el tratamiento actual de los pacientes con VIH, como aseguró Josep María Gatell, codirector de la XV Conferencia Europea del Sida.

Fuente: El Mundo

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt