900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Funciones de la placenta durante el embarazo

La placenta es un órgano fundamental en el embarazo, ya que constituye la conexión vital del bebé con la madre (el nivel de flujo sanguíneo hacia el útero es de unos 500-700 ml por minuto) y realiza funciones imprescindibles durante el embarazo. Al final del embarazo, medirá unos 18 cm, tendrá un espesor de 2 a 3 centímetros y un peso de medio kilo aproximadamente.

Ésta comienza a formarse en el mismo momento de la implantación del embrión en la pared uterina, acontecimiento que ocurre aproximadamente entre la cuarta semana de gestación y el cuarto mes. La placenta se desarrolla a partir del mismo óvulo y espermatozoide que generaron el embrión y tiene forma de ovario.

Una vez implantada no se mueve, aunque sí puede desplazarse dentro del útero. Normalmente está situada en la cara anterior o posterior del mismo, sin taponar el cuello del útero. Si no fuera así, podrían existir dificultades.

Funciones de la placenta

Su principal función es la de transmitir al bebé los nutrientes y el entorno necesario que necesita para crecer y desarrollarse. Por eso, si algo va mal en la placenta, puede ser muy peligroso. Pero cuenta con más funciones:

1. Regula el intercambio materno fetal: la placenta evoluciona a medida que avanza el embarazo y se adapta a los requerimientos del feto

  • Barrera placentaria: permite el paso de algunas moléculas nocivas para el bebé como parásitos, virus y bacterias e impide el paso de otras. Así, mantiene al bebé a salvo de sustancias nocivas.
  • Función nutricional: transporta los nutrientes que llegan al bebé (Aminoácidos, Ácidos grasos y Glucosa), extrayendo de la sangre materna todos los elementos que le son necesarios para su existencia.
  • Función respiratoria: realiza el transporte de oxígeno y dióxido de carbono del feto.

2. Función endocrina: produce hormonas y factores de crecimiento que actúan sobre el metabolismo materno y fetal.como la Gonadotrofina Coriónica Humana que es la hormona que permite que el embarazo siga adelante y los estrógenos u hormonas sexuales de tipo femenino. Todas estas hormonas contribuyen a que el cuerpo de la mujer se prepare para el embarazo: se implante el embrión, se desarrollen las mamas, etc.

3. Función inmunológica: la placenta defiende al feto del sistema inmunológico de la madre ante los cambios que ésta sufre durante el embarazo impidiendo que reconozca al bebé como un “cuerpo extraño” y sea rechazado.

4. Eliminación desechos: el feto transfiere a su madre los productos de desecho que se producen por su metabolismo y que no puede eliminar por sí solo por lo que la placenta permite al feto purificar su sangre utilizando los órganos maternos.

5. Protección física: la placenta, las membranas de la “Bolsa de Aguas” y el líquido amniótico que ellas engloban proporcionan un ambiente cerrado, estéril y de temperatura controlada que mantienen al bebé completamente aislado de los factores físicos que podrían generarle problemas: golpes, cambios bruscos de temperatura, infecciones bacterianas, etc.

Foto: Brandy Taylor

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt