900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
embarazo

¿Qué se puede y qué no se puede hacer en el embarazo?

Debemos considerar el embarazo como una situación fisiológica, en la que no se deben cambiar los modelos de vida habituales, pero también conviene tener en cuenta algunos matices.

La gestación constituye el momento más idóneo para instaurar hábitos de vida saludables, ya que la mujer suele estar fuertemente motivada para cuidar su embarazo y que todo salga bien.

  • Es obvio que se deben abandonar el tabaco, el alcohol o cualquier otro tipo de drogas, por la gran repercusión que estos tóxicos pueden tener sobre el desarrollo del feto. Se debe promover una alimentación equilibrada, que permita un aumento de peso total de unos 10-12 Kg, evitando los periodos de ayuno prolongado y distribuyendo la ingesta en cinco comidas a lo largo del día.
  • Es aconsejable la realización de ejercicio físico moderado, sobre todo si se trata de gimnasia específica para embarazadas, pero no se deben llevar a cabo sesiones extenuantes, aunque la mujer realizara este tipo de actividad antes del embarazo.
  • Salvo contraindicación por causa médica, durante el embarazo no existen razones para modificar la actividad sexual, que solo está limitada por las molestias de la gestante, sobre todo al final del embarazo.
  • La actividad laboral se debe mantener, pero adecuando el tipo de trabajo a la gestación y teniendo en cuenta que existe una legislación específica al respecto.
  • Respecto a los viajes, se debe elegir el medio de transporte más adecuado, de manera que, al menos cada dos horas, la mujer debe pasear; se debe evitar acudir a lugares con mala infraestructura sanitaria y es necesaria una correcta información de determinadas enfermedades endémicas en algunos países, como la malaria, que requieren tratamientos preventivos, algunos contraindicados durante el embarazo.
  • Si la mujer, antes del embarazo toma algún tipo de medicamento, es necesario realizar una consulta preconcepcional, con el fin de establecer la seguridad de dichos fármacos y reajustar el tratamiento, si fuera necesario. Ya durante la gestación, cualquier medicamento debe ser prescrito por un médico y nunca una gestante debe automedicarse.

Foto de Isa Ruiz

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt