900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

¿Hasta cuándo puedo trabajar si estoy embarazada?

Es difícil evaluar la influencia que puede ejercer el trabajo en el transcurso de la gestación, ya que depende de numerosos factores entre los que destaca el tipo de trabajo realizado. Cuando la actividad laboral requiere un esfuerzo físico moderado y de corta duración, habitualmente no existe ningún problema para que la gestante pueda llevarlo a cabo sin problemas.

Si la mujer pasa de pie la mayor parte de la jornada, es conveniente reducir el número de horas de trabajo y utilizar además medias de compresión, con el fin de evitar problemas de insuficiencia venosa y pesadez e hinchazón de piernas. No es aconsejable transportar cargas de peso superiores a los 10 kg y se debe evitar realizar una actividad física extenuante. Tampoco se puede menospreciar la actividad doméstica que las mujeres suelen acometer que, sumada a su ocupación laboral, puede llegar a acumular jornadas agotadoras de trabajo, dentro y fuera del hogar.

Existen determinados trabajos en los que la exposición a productos químicos o a radiaciones, puede resultar nociva para el embarazo, situación que requerirá la adecuación del puesto de trabajo de la mujer y su ubicación en condiciones seguras para su gestación.

En general, el trabajo no ejerce un efecto pernicioso para la mujer ni para el feto y la mayoría de las mujeres pueden trabajar hasta bien avanzada la gestación, aunque la decisión de cuándo suspender la actividad laboral viene determinada fundamentalmente por el tipo de trabajo que se realiza y por el estado físico y de salud de la mujer, siendo necesario individualizar cada caso.

Resulta obvio que si surgen complicaciones que afecten a la madre o al feto, será el obstetra el que deba señalar la necesidad de recurrir a la baja laboral y qué tipo de actividad física puede llevar a cabo la gestante.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt