900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

La cesárea paso a paso

La cesárea es la intervención quirúrgica más realizada en el mundo. Hace 30-35 años la tasa de cesáreas se situaba entre el 3-5%, situándose en la actualidad en el 10-25%, aunque en algunos países y en determinados hospitales puede superar el 50%.

Cuando se considera que el parto no es posible por vía vaginal o cuando supone un riesgo inaceptable tanto para la madre como para el feto, en la consulta prenatal se decide la fecha más adecuada para la realización de una cesárea. Es lo que denominamos cesárea programada. Si la mujer ha iniciado el parto y durante el periodo de dilatación se constata que ésta no progresa, la indicación sería de cesárea intraparto. Por último, cuando surge un evento adverso que pone en peligro tanto la vida de la madre como la del feto y se debe finalizar inmediatamente la gestación, realizamos una cesárea urgente, independientemente de si ha comenzado el parto o no.

Al igual que la frecuencia de realización de cesáreas se ha ido modificando en los últimos años, también la técnica realizada ha sufrido cambios encaminados a minimizar las complicaciones y mejorar el posoperatorio de las mujeres. De forma muy general los pasos son los siguientes:

  • Se procede en primer lugar a la apertura de la piel mediante una incisión, habitualmente, transversal por encima del pubis. Este tipo de incisión es más estética que la incisión vertical y es mejor aceptada por las mujeres. Sin embargo, en ocasiones es necesario recurrir a la incisión vertical.
  • A continuación se procede a la apertura de los diferentes planos que forman la pared abdominal.
  • Al acceder a la cavidad abdominal, queda expuesto el útero. En la zona denominada segmento uterino se realiza una nueva incisión con bisturí, hasta conseguir una abertura lo suficientemente amplia como para permitir la salida del feto, que se suele ayudar mediante la presión del fondo uterino sobre el abdomen materno.
  • Una vez se ha completado la extracción fetal y el cordón ha sido pinzado y cortado, se realiza el alumbramiento o salida de la placenta, bien mediante tracción del cordón o desprendiéndola de forma manual.
  • En el siguiente paso, se cierra el útero con una sutura y en una sola capa.
  • Por último se procede al cierre de la pared abdominal y al cierre de la piel.

Aunque se trate de una intervención quirúrgica relativamente fácil, en ocasiones pueden existir importantes dificultades técnicas que incrementan la complejidad y la posibilidad de aparición de complicaciones intraoperatorias. El caso de mujeres con cesáreas anteriores, si existe un mioma en la zona del útero donde debemos abrir para la extracción del feto o la placenta previa, son ejemplos para ilustrar los diferentes grados de dificultad que pueden ir asociados a la realización de una cesárea.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt