900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

La subida de leche tras el parto

La subida de leche suele producirse en el tercer o cuarto día de vida del bebé, siendo frecuente que en las madres primerizas la subida de leche se retrase un poco más y que en las embarazadas multíparas se produzca antes.

Tras el parto y la salida de la placenta los niveles de progesterona se reducen a la vez que aumentan los niveles de prolactina, hormona responsable de la producción de leche materna. Es entonces cuando la madre comienza a producir calostro en los pechos y empezará a tener lugar la subida de leche.

Durante este proceso se produce una vascularización de las mamas a consecuencia del aumento del volumen de leche. Es frecuente que aumente considerablemente el tamaño del pecho, la temperatura corporal y que se experimente cierta sensación de hinchazón y un aumento de la sensibilidad de las areolas.

Algunas mujeres sienten dolor durante la subida de leche, para aliviar este dolor se puede recurrir al uso de calmantes; pero será algo innecesario en la mayoría de los casos.

Consejos para afrontar la subida de leche

Existen ciertas prácticas o hábitos que ayudan a que la subida de leche se produzca de una forma natural y sin problemas:

  • Colocar al bebé al pecho nada más nacer. La impronta afectiva entre mamá y bebé ayudará en el proceso de instauración de la lactancia.
  • Evitar la utilización de chupetes o biberones que el bebé pueda confundir con tetinas.
  • Permitir al bebé succionar cuando quiera.
  • Asegurarse de que el bebé agarra bien el pecho, cubriendo la areola con su boca.
  • Comparte

    Notícias relacionadas

    No hay comentarios.

    Deja un comentario

    Comentario


    btt