900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Lactancia materna en embarazo múltiple

Un embarazo múltiple es aquel en el que se desarrolla más de un feto. Esto se produce como resultado de la fecundación de dos óvulos diferentes, dando lugar a mellizos; o cuando un óvulo se divide, dando lugar a gemelos. Esto hace que los mellizos no sean idénticos genéticamente.

Pero esto no quita para que la OMS siga considerando la alimentación primordial del gemelo/mellizo la lactancia.
Es por esto que a continuación proponemos una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de amamantar en caso de embarazo múltiple. En realidad no dista mucho de la lactancia de un sólo bebé pero es una tarea más intensiva, exigente y agotadora, a la par que gratificante.

1. Ten mucha paciencia. Al menos durante los primeros meses amamantar llevará mucho tiempo, pues los bebés realizan tomas superiores a la hora y media, que se multiplican si son dos. Durante la fase de leche madura esas tomas se irán espaciando.

2. Da lactancia a oferta. Si se suele llevar a cabo la lactancia a demanda, o lo que es lo mismo, darle el pecho al bebé cada vez que te lo pida; cuando hablamos de lactancia múltiple es importante considerar el término lactancia a oferta, es decir, cuando el primer bebé te pida leche ofrecérsela también al segundo bebé. Ahorrarás tiempo de toma.

3. Duerme cerca de ellos ya que si lloran puedes tenerlos cerca para amamantarlos de nuevo si hace falta

4. No te preocupes por las tareas del hogar. Tienes que abastecer a dos pequeños lo que te lleva a preocupaciones más importantes. Para ello limita las visitas y así no ven tu casa o pídeles que te ayuden con las tareas. Educales para que no entorpezcan el puerperio.

5. No te preocupes tampoco porque se te acaba la leche. Al principio saldrá poca leche pero poco a poco tu cuerpo irá soltando la leche necesaria para que tus pequeños estén alimentados. De hecho, los senos al verse más estimulados por la succión de dos bebés producirán la cantidad de leche necesaria que ellos demanden, así que no te preocupes por que no tengan suficiente leche. Confía en tu cuerpo, no te vas a quedar sedienta.

Si tus bebés no vacían tus senos debes extraerte la leche restante, aumentando de esta forma tu producción láctea.

Estas son algunas de las maneras de amamantar a tus pequeños pero sea como sea no caigas en la duda sobre tí misma. El peor enemigo de la lactancia es la desinformación y el mayor aliado es la constancia así que no dejes que nadie te desanime.

Foto: Alba Lactancia Materna

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt