900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
estrías postparto

Las estrías propias del post-parto

El embarazo en la mujer provoca visibles cambios en su piel, quizás el más notorio y molesto a la vista son las estrías. Estas marcas son consecuencia de la elasticidad que se produce en la piel conforme van pasando los meses de gestación y crece la tripa. Lo que ocurre es que nuestra piel sufre una deshidratación provocando la ruptura de las fibras cutáneas y dando lugar a estas largas y abundantes cicatrices conocidas como estrías.

Las estrías no son solo algo vivido durante el embarazo, sino que muchas mujeres, a lo largo de su vida, pueden experimentar cambios de masa corporal por dietas o ejercicios dando lugar a las mismas. En el caso de la embarazada, la piel de su abdomen pasa por dos etapas, la primera se distiende y la última vuelve a su estado anterior, por lo que el post-parto es el momento más oportuno para combatirlas.

Pese a que las estrías son muy difíciles de quitar (por no decir imposibles), sí que existen trucos para ayudar a reducir su apariencia, desde cremas milagrosas hasta aceites nutritivos. Lo importante es saber cómo mimar nuestra piel para no sufrir viendo las marcas de guerra del embarazo. Entre los consejos más recomendables para combatir las estrías encontramos:

Crema hidratante

Hidrata y cuida tu piel con aceites vegetales o cremas, ¿no sabes cuáles? Los mejores son los de almendras, rosa de mosqueta, centella asiática, jojoba, o, en resumen, el aceite de Argán que es muy nutritivo y conseguirás resultados muy pronto. No nos olvidamos del tan recurrente aloe vera, que tiene efectos cicatrizantes y conseguirás borrar las marcas más pronunciadas.

Masajes

No vale con esparcir la crema por la piel y esperar a que haga efecto, es necesario que masajes la zona afectada con mucho cuidado y dedicación. Haz movimientos circulares y continuos.

Agua

Hidrátate por dentro también y bebe mínimo dos litros de agua al día.

Alimentos con vitaminas

Tienes que mimar tu cuerpo tanto por fuera como por dentro y una alimentación sana es necesaria. Come alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes y así contribuirás a la elasticidad y firmeza de la piel. Las vitaminas que más necesitas son la vitamina A, la vitamina C y la vitamina E. Como regla general, debes incluir en cada una de tus comidas frutas, verduras o cereales integrales.

Si a esta rutina diaria le sumas un poco de ejercicio con el que sentirte bien, mejor que mejor. El deporte es muy bueno si controlamos nuestros límites y necesidades, pregunta a un entrenador personal sobre qué ejercicios realizar para evitar la retención de líquidos o, incluso, sedentarismo que tan mal hacen en nuestro organismo.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt