900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Mamitis: ¿Por qué tu pequeño sólo quiere estar con mamá?

Quizá porque han pasado nueve meses en su barriga o quizá por el proceso de lactancia, está claro que entre madre e hijo siempre hay un vínculo muy especial que hace que el pequeño sufra “mamitis”.

La mamitis es la etapa por la que tu pequeño sólo quiere estar con su madre, a quien necesitarán cerca en cada una de sus acciones para poco a poco ir siendo más autónomo y sociable (entre los 12 y 18 meses)

Esta situación hace que el niño se aferre a las piernas o los brazos de la madre y no quiera que nadie les toque, les coja, les dé de comer o juegue con ellos, ni siquiera el padre. No es que rechace a su padre pero se siente más seguro con su madre por esos momentos juntos vividos, Es por esto que no des importancia a frases como ‘Contigo no, con mamá’, y actúa como si nada hubiera pasado pues el pequeño aún no tiene la capacidad de ponerse en el lugar del otro

Hay casos en los que la llegada de un hermano (el primer hijo deja de ser el centro de atención), la vuelta de la madre al trabajo (separación de tiempo y espacio con el pequeño) o una mudanza o cambio de domicilio (el pequeño se aferra a quién más atención le presta) puede ocasionar crisis en esa mamitis, afectando al pequeño,

Ante esta situación lo mejor es que el pequeño empiece a generar cierta autonomía el sólo. Así, es importante que aprenda a jugar él solo y a tentarle a hacer cosas con los demás, pero sin presiones. Se trata de que el niño sepa que estamos ahí, aunque se encuentre solo en la habitación.

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt