900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Manchas en la piel durante el embarazo como consecuencia de los cambios hormonales

Nueve de cada diez mujeres sufren cambios en la pigmentación de la piel durante la gestación (90%), de las cuales entre el 50 y el 70% descubre cómo unas manchas oscuras hacen presencia en su cuerpo pero que tras el embarazo suelen desaparecer. Hablamos de la línea alba y del melasma.

 

¿Por que aparecen?

Según las especialistas de la Asociación Española de Mujeres Dermatólogas las manchas en la piel durante el embarazo son consecuencia de revolución hormonal que experimenta la mujer embarazada.

Estas variaciones comienzan en el mismo momento en que el óvulo es fertilizado. A partir de este instante, se inicia la producción de estrógenos, progesterona y otras hormonas que influyen en las células encargadas de la generación de la melanina, el pigmento responsable del tono de la piel. Los cambios endocrinos, unidos a las alteraciones inmunológicas que acompañan a la gestación, se reflejan en la piel de la mujer, en mayor o menor medida.

Y este reflejo data en la hiperpigmentación, un verdadero problema para la mujer, sobre todo para mujeres con la tez y el cabello oscuro pues son más propensas a ello. En torno al tercer mes de gestación, la mayoría de las mujeres comprueba cómo ciertas zonas de su cuerpo adquieren un tono más oscuro. Las partes más afectadas son los pezones, las areolas de los pechos, la vulva e incluso la parte interna de los muslos. Además, se empieza a dibujar en su vientre una línea vertical oscura, desde el pubis hasta el ombligo, que se denomina línea alba.

Otra mancha que figura en la piel de la embarazada es el melasma, también conocido como “máscara del embarazo”, una hiperpigmentación de la piel que no suele ser peligrosa pero que sí tiene repercusión estética.

Este tipo de hiperpigmentación se manifiesta en forma de manchas específicas en el rostro (de color marrón, lisas, no palpables y con bordes geográficos), siendo la frente, mejillas, labio superior y el mentón las zonas del rostro en las que más se manifiesta esta mancha.

Dicha imperfección está ocasionada principalmente por la exposición solar durante el embarazo. Por eso, es conveniente que las mujeres embarazadas limiten el tiempo de exposición, sobre todo en las horas en las que el sol es más fuerte (entre las 10:00 y las 16:00 horas), y eviten los rayos directos sobre las zonas de mayor riesgo. Además es importante el uso de cremas para la cara y el cuerpo que ofrezcan protección solar suficiente (filtros elevados, con un factor de más de 40 para que protejan de ambos rayos: UVA y UVB).

 

Foto: Brada7x

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt