900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Maneras de calmar el llanto del bebé

El llanto del bebé a veces se convierte en una tediosa y molesta acción del pequeño por lo que hay que combatirlo, aunque no es nada sencillo. Puede llorar porque tiene hambre o sueño, pero ¿y si no es así?

Es por esto que a continuación te proponemos una lista de las mejores maneras de calmar el llanto de tu bebé:

  1. Atiéndele rápido. El bebé que es atendido con cariño y rapidez llora menos, aunque dale también algo de tiempo para que resuelva el problema por sí mismo. Descarta el mito de que atenderle rápido es malcriarlo.
  2. Los movimientos con un ritmo regular pueden aliviar el llanto del bebé. Si llora, prueba a envolverle en su cuna (el bebé tiende a buscar protección a su alrededor, como tenía en el útero), con una manta paseale en brazos, abrazale o túmbale sobre tí, dejándole que sienta tu piel y olor y así se relaje. Otra técnica que podemos intentar es el balanceo. Cuando el bebé estaba en el vientre no permanecía en un receptáculo sin movimiento, sino que su cuerpo recibía los estímulos, amortiguados, de nuestros movimientos. Al caminar se movía suavemente flotando en el líquido amniótico por lo que  reproducir en lo posible esas sensaciones será muy agradable para el recién nacido.
  3. Pero no sólo esto, un buen baño con agua templada también puede ser muy relajante para tu pequeño. El aseo diario se puede convertir en un momento de diversión para tu bebé, pero también puede ser una fuente de calma, que le permita relajarse y dormir tranquilo.
  4. En otras ocasiones el bebé llora porque le duele la barriga. En ese caso, lo más recomendable es un masaje abdominal suave en posición vertical que le tranquilice y permita acabar con su llanto.
  5. Los sonidos rítmicos como las nanas, la música suave, el sonido shhh y los latidos del corazón tranquilizan al bebé. También el ruido del mar, y el de la lavadora o la aspiradora tienen un efecto calmante. Sonidos que se asemejan a los sonidos que escuchaba el pequeño en el interior del útero para calmarse, lo que se conoce como ruido blanco.
  6. Sin duda, el mejor método para calmar el llanto del bebé es succionando. Así, la succión del pulgar o del chupete es un método muy bueno para calmar el llanto del bebé, aunque la lactancia materna es por defecto la forma de succión más eficaz.
  7. Si te ves superada por el lloro del bebé, no pierdas los nervios, pues esto sólo empeora las cosas y acabarás contagiando tu nerviosismo y frustración al bebé. Busca ayuda y tómate un descanso.

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt