900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
obesidad

Obesidad y embarazo

La obesidad se considera ya una epidemia en los países desarrollados, con importantes repercusiones en temas de salud pública y de enorme trascendencia para el normal desarrollo del embarazo y del parto. La clasificación de la obesidad se establece mediante el índice de masa corporal (IMC), que se calcula a partir de la talla y el peso, considerándose que existe sobrepeso cuando este índice es superior a 25 Kg/m2.

Antes del embarazo, en la consulta preconcepcional, se debe recomendar la realización de ejercicio físico diario y la pérdida de peso bajo un adecuado control médico, en todas las pacientes que tengan sobrepeso y estén buscando un embarazo.

Riesgos de la obesidad durante el embarazo

La gestación asociada con obesidad supone un mayor riesgo de complicaciones médicas, como son la diabetes, los eventos trombóticos, las alteraciones respiratorias y la enfermedad hipertensiva del embarazo. También son más frecuentes las malformaciones fetales y existen menos posibilidades de parto vaginal, con la consiguiente necesidad de realizar una cesárea, intervención que en estas condiciones entraña más dificultades desde el punto de vista técnico y tiene un riesgo más alto de complicaciones postoperatorias.

Los fetos de madres obesas tienen una mayor tendencia a adquirir un peso superior a la normalidad, lo cual además de suponer un inconveniente para el parto vaginal, incrementa el riesgo de trauma obstétrico.

La transmisión de ultrasonidos a través de un excesivo panículo adiposo en el abdomen, dificulta de manera muy significativa las exploraciones ecográficas durante la gestación. También durante el puerperio existen más complicaciones, tanto infecciosas como hemorrágicas, que en mujeres con un peso normal, así como una mayor dificultad para el establecimiento de la lactancia. Todas estas circunstancias deben ser tenidas en cuenta a la hora de planificar el embarazo, se debe informar adecuadamente de los riesgos y en caso de obesidad mórbida (IMC>40 Kg/m2) se recomienda evitar la gestación y acudir a un centro especializado.

Foto de Toni Martín

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt