900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
posturas recomendables embarazadas

La postura perfecta en las embarazadas

Durante los nueve meses de gestación, nuestro bebé se va desarrollando y creciendo, del mismo modo que lo hace nuestra tripa, siendo un condicionante a la hora de conducir, caminar por una zona saturada de gente o dormir. Puede que los primeros meses la tripa no sea una molestia grande, pero, a partir de los cinco meses, nuestra barriga comienza a ser cada vez más y más grande y puede hacernos pasar noches de insomnio al no poder coger la postura para dormir.

Cuando una mujer está embarazada es necesario su descanso diario, ya que, según van aumentando los kilos, ha de hacer el doble de esfuerzo por moverse o realizar alguna actividad que antes desarrollaba sin ningún tipo de problema. Es importante que la embarazada descanse, duerma mínimo 7 u 8 horas y que no realice ejercicios que requieran mucho esfuerzo físico. Para este descanso no hay nada mejor como tumbarte en la cama o en el sofá y dormir pero puede que por más que pruebas diferentes posturas tumbada, ninguna te resulta cómoda y se tarda en conciliar el sueño. Esto pasa sobre todo en las últimas semanas de embarazo, cuando el bebé ha adquirido un tamaño y peso considerables y la madre no se encuentra cómoda con tanta barriga. Las razones que pueden influir en el hecho de que la embarazada sea incapaz de coger la postura y pase mala noche son muy amplias, desde el aumento del abdomen, el dolor de espalda de llevar peso, la acidez o la dificultad para respirar.

La hora de dormir puede convertirse en una auténtica pesadilla para muchas embarazadas, en especial para aquellas que estaban acostumbradas a adoptar el mismo tipo de postura todas las noches. Aquellas que les gustaba dormir boca abajo deberán olvidarse de esta postura si no quieren oprimir a su bebé y hacerse daño ellas también. Aquellas que les gustaba dormir boca arriba también lo tendrán difícil porque sostener todo el peso del bebé en esa postura solo le traerá dolores de espalda.

Posturas recomendables a la hora de dormir

Aunque puedan existir diferentes casos, una de las posturas más cómodas para la mayoría de las embarazadas es tumbarse de forma lateral, preferiblemente sobre el costado izquierdo, con una almohada o cojín entre las rodillas algo flexionadas. De este modo, el cuerpo consigue descansar facilitando el flujo sanguíneo sin que el útero ejerza una fuerte presión sobre los vasos sanguíneos. El oxígeno y los nutrientes llegaran sin problemas a la placenta y tu bebé se sentirá cómodo.

Si eres una persona que suele moverse mucho mientras duerme, es probable que te despiertes en mitad de la noche y no puedas conciliar el sueño. Es muy sencillo, relájate y vuelve a la postura inicial, si lo necesitas puedes darte un paseo, sentarte en un sofá o tomarte una infusión. Ánimo, que cada vez queda menos para poder volver a dormir como siempre hacías.

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt