900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
puerperio

Algunas recomendaciones a tener en cuenta durante el puerperio

Durante todo el embarazo y el parto, la mujer se siente atendida y aconsejada por profesionales sanitarios que resuelven dudas y proporcionan toda la información necesaria a la gestante. Sin embargo, la mayor parte del puerperio tiene lugar en el ámbito domiciliario y muchas situaciones pueden generar incertidumbre en la mujer, que además se enfrenta a la nueva responsabilidad del cuidado de su hijo.

Algunos consejos para esta etapa

En primer lugar, hay que tener en cuenta que no todos los puerperios son iguales, ni todas las mujeres se recuperan de la misma forma, ni a igual ritmo. Tras partos difíciles o después de una cesárea, es normal que la recuperación sea más lenta, sobre todo en los primeros días.

  • El inicio de la actividad habitual debe ser progresivo, evitando siempre el agotamiento y aprovechando todo el tiempo que sea posible para conseguir suficiente descanso, en las pocas horas libres de que disponga.
  • La dieta debe ser rica en fibra, para evitar el estreñimiento, con el aporte suficiente de lácteos en caso de lactancia materna.
  • Es muy importante mantener los hábitos de higiene, sobre todo si se ha realizado una episiotomía o existe una cicatriz de cesárea, realizando lavados frecuentes con agua y jabón y manteniendo las heridas secas para su correcta cicatrización.
  • En los casos de lactancia materna, se debe hacer hincapié en la higiene de la areola y del pezón, antes de cada toma.
  • Si la mujer desea realizar gimnasia, ésta se puede empezar tan pronto como se encuentre en condiciones físicas de realizarla, pero siempre de modo progresivo y evitando los ejercicios que aumenten la presión abdominal, hasta que el periné se haya recuperado.
  • No existe un periodo estricto de abstinencia sexual, de modo que las relaciones sexuales se pueden reiniciar cuando hayan desaparecido los loquios y haya concluido la cicatrización del periné, en caso de episiotomía, siendo la mujer la que marque cuál es el momento idóneo.

Algunos signos de alarma en el puerperio, como la fiebre, la presencia de una hemorragia profusa, las secreciones vaginales malolientes o la inflamación de las mamas, requieren la evaluación médica.

Foto de Sanutri Alimentación Infantil

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt