900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

¿Me recuperaré físicamente después del parto?

Después de haber esperado los nueve meses de gestación, toda embarazada se hace la misma pregunta: ¿recuperaré mi forma física o empeoraré? Lo cierto es que, cada cuerpo es un mundo y no todas tenemos la misma constitución corporal, hay mujeres que tardan pocos meses en recuperar su antigua figura y otras muchas que, por más que lo intentan, no recuperan su peso anterior. Cada una conoce su cuerpo y seguro, que en muchas otras ocasiones, ha querido perder peso, esto nos da una pequeña pista de lo que verdaderamente necesita nuestro cuerpo para estabilizarse.

A modo general, existen tres factores fundamentales para recuperar la figura que se tenían antes del embarazo. Pese a que no tienen el mismo efecto en todas las mujeres, si se tienen en cuenta pueden ser favorables a la hora de quitarse esos kilos de más y volverse a ver cómoda sin barriga.

1. Amamanta a tu bebé. Dar de mamar a tu bebé es una tarea que ayuda mucho a tu organismo para perder peso durante los primeros meses después del nacimiento. Esto se debe a que nuestro cuerpo quema calorías adicionales para elaborar la leche y, de esta forma, se suele perder bastante peso y de forma rápida. El amamantamiento también produce contracciones que ayudan a reducir el útero, haciendo de esto un ejercicio para todo el cuerpo, por lo que, si puedes, es totalmente recomendable que des el pecho.

2. Cuida tu alimentación. Esto no significa que tengas que seguir una dieta estricta, sino comer ligero y con control. Es muy normal que las mujeres, tras haber dado a luz y haber soportado nueve meses de control alimenticio, quieran darse un festín con comida y bebida que se les prohibió (jamón, carne, bebidas alcohólicas, etc.), pero esto puede ser un error, hay que controlarlo y evitar las tentaciones.
Por regla general, las mujeres necesitan un mínimo de 1.200 calorías diarias para mantenerse saludables, aunque se recomienda que sean entre 1.800 y 2.200 para conservar su energía.
Pues bien, para perder medio kilo por semana, tendrás que eliminar 500 calorías diarias, ya sea comiendo menos o incorporando más actividad física a tu rutina.
También es importante beber mucha agua, ya que el embarazo provoca retención de líquidos y es la mejor forma de eliminarlo, y, así, bajar peso.

3. Haz ejercicio. Si antes tenías la excusa de estar embarazada, ahora no la hay. Ponte las deportivas y la ropa de deporte y sal a la calle a quemar calorías. Un paseo largo, un deporte, unos ejercicios físicos, cualquier tipo de actividad aeróbica será buena para que bajes peso. También piensa que lo que más ha sufrido durante esos nueve meses ha sido el abdomen, por lo que trata de tonificarlo con unos buenos abdominales. Tú eres la que te marcas tus límites, depende de la cantidad de kilos que quieras perder y de cómo te sientas físicamente, pero si algo es seguro es que cuanto más deporte practiques, mejor te recuperarás del embarazo, tanto física como mentalmente.

Estos son 3 de los pasos por los que puedes optar a la hora de recuperarte físicamente después de haber pasado un embarazo. Por último, mencionar que existen distintas líneas de cosméticos dedicados a la mejora de la piel y el cuerpo, con posibilidad de perder volumen o estrías. Son un adherido a lo anterior que pueden ayudarnos a sentirnos mejor con nosotras mismas.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt