900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Retraso crecimiento intrauterino: Causas y tratamiento

Este tipo de retraso del crecimiento se refiere al crecimiento deficiente de un bebé mientras está en el útero durante el embarazo.

Muchos factores diferentes pueden llevar a que se presente un retraso del crecimiento intrauterino. Es posible que un feto no reciba suficiente oxígeno y nutrición de la placenta durante el embarazo debido a grandes altitudes, embarazos múltiples (gemelos, trillizos, etc.), problemas en la placenta, preeclampsia.

Los problemas al nacer (anomalías congénitas) y los problemas cromosómicos a menudo se asocian con un peso por debajo de lo normal. Las infecciones durante el embarazo también pueden afectar el peso del feto. Estas infecciones incluyen citomegalovirus, rubeola, sífilis, toxoplasmosis.

También existen factores de riesgo en la madre que pueden contribuir al retraso del crecimiento intrauterino, alcoholismo, tabaquismo, drogadicción, trastornos de coagulación, cardiopatías o hipertensión arterial, nefropatía o desnutrición.

Hay que tener en cuenta que si la madre es pequeña, puede ser normal que el bebé sea pequeño, pero esto no se debe al retraso del crecimiento intrauterino.

Según la causa de este retraso, el feto puede ser simétricamente pequeño. O es posible que el bebé tenga una cabeza del tamaño normal, mientras el resto de su cuerpo es pequeño, en este caso sería un retraso asimétrico.

Diagnóstico

Se puede sospechar un retraso del crecimiento intrauterino si el tamaño del útero de la mujer embarazada es pequeño.

El diagnóstico se realizará mediante ecografía, estimando el peso fetal y el líquido amniótico. Si se confirma que es un bebé pequeño, se debe realizar también Doppler, a través del cual se llevan a cabo determinaciones en el flujo de la arteria umbilical. Si este está alterado, se completa también con mediciones del flujo de la arteria cerebral media, y del ductus venoso.

Es posible que se necesiten exámenes adicionales para detectar infecciones o problemas genéticos.

Tratamiento

El retraso del crecimiento intrauterino aumenta el riesgo de que se produzca una muerte fetal intraútero, pero solamente si alcanza una gravedad suficiente. Y esto se va a conocer mediante el estudio ecográfico del crecimiento, líquido amniótico, Doppler. Y también mediante la monitorización cardiotocográfica, que consiste en escuchar el ritmo cardíaco del bebé durante 20-30 minutos.

La periodicidad de las ecografías y de la monitorización cardiotocográfica se establecerá según la gravedad de retraso de crecimiento.

El momento de finalización de la gestación, que puede ser mediante parto vaginal o cesárea, también vendrá determinado según la gravedad del retraso de crecimiento. Por tanto, puede provocarse el parto llegado a término, o bien prematuro, según los resultados de los controles que se realicen.

Prevención

Para disminuir la posibilidad de retraso de crecimiento se pueden tomar las siguientes medidas:

 No consumir alcohol, no fumar y no usar drogas.

 Consumir alimentos saludables.

 Cuidado prenatal regular.

 Si se tiene una afección crónica o se toma medicamentos recetados de manera regular, realizar una consulta pregestacional para ver si hay que ajustar el tratamiento o cambiarlo, y para controlar las enfermedades crónicas previo al embarazo.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt