900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Sentar a tu pequeño, un gran avance

Ver a tu pequeño sentarse representa un avance significativo en la maduración muscular y en la coordinación motora de tu hijo pues le proporciona una mayor autonomía para coger y manipular los juguetes; asi como un avance en su inteligencia y su curiosidad pues le ofrece una perspectiva distinta de su ambiente y le expone a estímulos nuevos. Pero, ¿cuando pasa esto?

A partir de los seis meses ya puedes probar a sentarlo en tu regazo mirando hacia ti o hacia el frente, teniendo la precaución de sujetarle bien la espalda y el cuello con tus manos para que se sienta estable. También es recomendable que le tumbes boca arriba y le ladees despacio de derecha a izquierda y viceversa.

Cuando el bebé llegue a los siete meses ya podrá permanecer sentado sin recostar la espalda, aunque con ayuda de las manos. En cambio, cuando el pequeño alcance los ocho meses ya será capaz de sentarse sin apoyo, pudiendo echarse incluso hacia delante y hacia atrás sin miedo a lastimarse. Así, a partir de ahora prueba a sentarle con un respaldo cada vez mas alto, pero no uses cojines podrían obligarle a tomar posturas nocivas para su espalda.

Pero no sólo esto, para incentivar que se mantenga sentado puedes usar los juegos, claves en el aprendizaje del pequeño: “aserrín aserrán”, “al paso, al trote y al galope”, entre otros.

Si consigues que tu pequeño se siente de forma autónoma, ya has conseguido que pueda gatear automáticamente.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt