900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Sentimientos de la madre durante el embarazo, por trimestres

Muchos son los cambios que experimenta tu pequeño en el interior del útero, pero tú como embarazada también experimentas cambios durante los meses de gestación. Y es que tu cuerpo se revoluciona, pero también tu mente, alterando tus sentimientos.

Es por esto que a continuación te mostramos eso cambios de sentimientos que experimentas durante el embarazo; sentimientos que por otro lado no dejan de ser especiales.

Del primer al tercer mes de embarazo

Durante los primeros tres meses de gestación los sentimientos que experimentará tu cuerpo será euforia y dudas. El mero hecho de saber que estás embarazada, tanto si ha sido deseado como si no, te causará sentimientos encontrados.

Por un lado, sentirás euforia y ganas de contarle a todo el mundo tu embarazo ya que tener un bebé no deja de ser maravilloso. En cambio, por otro lado sentirás el lado opuesto: tendrás ciertas dudas sobre el embarazo: ¿Cambiará mi vida de pareja?… , algo muy habitual sobre todo en padres primerizos, impulsado también en parte por ciertos dolores.

Con esto, la inseguridad emocional es típica en este periodo y forma parte del proceso de adaptación psicológica a todo lo que está por venir.

Del cuarto al sexto mes de embarazo

En esta ocasión sentirás plenitud y tranquilidad. Las dudas e inseguridades de la etapa anterior finalizan para dar paso a un estado de ánimo más estable. Te sentirás más tranquila, disfrutando en su plenitud de estar embarazada.

Por ello, lucirás con satisfacción la tripita y sentirás al bebé dentro de tí, creando armonía y mayor conexión con tu cuerpo y con tu pareja. Así, tu libido, un tanto apagado durante el primer trimestre conoce un nuevo soplo de vitalidad, estás con más energías. Comienzas a planear alegremente tu nueva vida con el pequeño.

Del séptimo al noveno mes de embarazo

En esta última etapa de embarazo la madre se sentirá más sentimental que nunca, con los sentimientos maternales acrecentándose. De hecho, viven en un estado donde aquello que no tiene que ver con su embarazo y el niño que esperan no es de interés por lo que surge la necesidad de compartir vivencias con otras madres.

Pero no sólo esto, los temores de la primera etapa regresan pues la madre no ve el momento de dar a luz (quieren y no quieren), teme no saber cuidar al pequeño, teme no estar a la altura como madre… En definitiva, vuelven las inseguridades por lo que es en este momento cuando el afecto de los tuyos se vuelve más necesario que nunca.

Por último cabe destacar el síndrome del nido, es decir, cuando a las madres les surge tenerlo todo preparado antes del parto

Esto demuestra que los sentimientos que se manifiestas son diversos en cada caso. Así, hay que tener en cuenta la singularidad de cada mujer, cómo se llegó a ese embarazo y la situación en la que se encuentra cada mujer para definir un sentimiento u otro.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt