900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
4865746260_ff8dca0b5c_z

Serología positiva en Citomegalovirus lgG, ¿qué significa?

Cuando los resultados serológicos de la sangre materna muestran una positividad para la Inmunoglobulina G (IgG) del Citomegalovirus y negativa para la inmunoglobulina M (IgM) del mismo virus, significa que en su día hubo una infección por Citomegalovirus, la cual ya está pasada. Esta situación es muy frecuente, alrededor de un 70% de la población española tiene estos resultados serológicos causados por esta infección.

El citomegalovirus es un virus de la familia de los herpes que infecta en las primeras décadas de la vida a la mayoría de la población produciendo una especia de gripe ligera, por lo que sus síntomas pueden pasar inadvertidos, y lo que se observa posteriormente en la serología positiva es que la madre ha desarrollado anticuerpos frente al virus y, por lo tanto, está inmunizada.

El virus no se elimina del organismo, pero está contenido por los anticuerpos y no produce ninguna patología mientras no se reactive. Sin embargo en un paciente al que se trasplante una unidad de sangre de cordón umbilical con presencia del citomegalovirus, el virus podría reactivarse dado que las defensas inmunológicas se afectan durante el trasplante. Por tanto, es una información importante para tener en cuenta si se trasplanta la unidad de sangre del cordón umbilical en el futuro.

Si una mujer embarazada es negativa para el citomegalovirus (IgG-; IgM-) o presenta anticuerpos que indican que la enfermedad ya está pasada (IgG+; IgM-), el niño y su sangre del cordón estarían libres del virus, y por lo tanto, ante un trasplante de esa sangre de cordón el enfermo no recibirá virus que pueden reactivarse y causarle graves problemas. Esta es una de las grandes ventajas de la sangre de cordón con respecto a otras fuentes de progenitores hematopoyéticos de donantes adultos (médula ósea y sangre periférica), y es que la sangre de adulto suele ser positiva para el citomegalovirus y por lo tanto, podría transmitir el virus en un porcentaje elevado.

Por otro lado, si una mujer embarazada es positiva para citomegalovirus indicando una infección activa (IgG+; IgM+), debido a una infección durante el embarazo, el niño y su sangre de cordón umbilical podrían haber sido expuestos a este virus, ya que es capaz de pasar la barrera feto-placentaria, y por lo tanto, la unidad de sangre de cordón no sería adecuada para un trasplante por el riesgo de reactivación viral que se produciría en el receptor inmunosuprimido.

En general, la mayoría de los bebés infectados con citomegalovirus no tienen problemas clínicos relevantes, pero una minoría de los casos pueden manifestar trastornos serios. En todo caso, no debe alarmarse ante esta situación y para cualquier duda por favor consúltelo con su pediatra.

“Consulte nuestras tarifas para conservar la sangre de cordón umbilical de su bebé.”

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario


Comentario

btt