900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Tipos de partos: las diferentes maneras de dar a luz.

El parto es un momento muy especial en la vida de cualquier embarazada, aunque a la gran mayoría de estas mujeres, sobre todo a las madres primerizas, les produce un poco de miedo. El momento de dar a luz es verdad que puede asustar por las complicaciones que pueden surgir o por el propio dolor del parto pero también hay que señalar que el alumbramiento es para la mayoría de las embarazadas un momento especial del que quieren disfrutar plenamente.

Aunque muchas veces surgen motivos que impiden a la embarazada elegir la manera en la que traen a su hijo al mundo, para muchas otras sí que es posible elegir el tipo de parto con el que poner fin a los 9 meses de gestación.

Según el tiempo de gestación el parto puede ser:

  • Parto a término: Cuando se produce entre la semana 37 y 42 de gestación.
  • Parto pretérmino: Cuando se produce entre la semana 28 y 37 de gestación.
  • Parto postérmino: Cuando se produce tras la semana 42 de gestación.
  • Según la forma en la que finalice el parto éste puede ser:

  • Parto eutócico: cuando se inicia y concluye de manera espontánea, sin que aparezca ningún tipo de complicación.
  • Parto distócico: Cuando es necesaria la intervención de un médico.
  • Según la manera en la que comienza el parto puede ser:

  • Parto espontáneo: al igual que el parto eutócico, se inicia y concluye de manera espontánea, sin la necesidad de una intervención médica.
  • Parto inducido o estimulado: cuando se requiere medicación exógena para que el parto comience.
  • Según la manera en la que se produce el parto puede ser:

  • Parto natural: este tipo de parto se produce cuando no existe riesgo para el bebé ni para la futura mamá. Puede ser con o sin anestesia. Una de sus mayores ventajas es el contacto inmediato entre la madre y el bebé; entre sus desventajas el dolor, que puede paliarse con la ayuda de anestesia epidural.
  • Parto por cesárea: suele realizarse cuando el bebé está colocado en posición transversal o cuando surgen emergencias como hemorragia vaginal, tensión fetal o que la cavidad pélvica sea inferior al tamaño del bebé. La cirugía utilizada en este tipo de parto se basa en la realización de una incisión en la pared abdominal y el útero para extraer el bebé.
  • Parto bajo el agua: es una variante del parto natural que se da cuando éste se produce, por deseo explícito de la madre, bajo el agua. Entre sus ventajas se encuentra el que el parto es menos doloroso al producirse bajo el agua. Entre las desventajas destacan el que no está recomendado en todos los casos y la falta de higiene.
  • Parto en cuclillas: también es una variante del parto natural. Se basa en dar a luz en cuclillas para facilitar la bajada del bebé. Entre sus ventajas destaca el que la embarazada tendrá que hacer menos al empujar. Su principal desventaja es que, por falta de medios técnicos, no se puede realizar en todos los hospitales y clínicas.
  • Comparte

    Notícias relacionadas

    No hay comentarios.

    Deja un comentario

    Comentario


    btt