900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Trabajo y embarazo: ¿saludable?

Llega septiembre y a muchos nos toca retomar la famosa “vuelta al cole” lo que conlleva ponerse a trabajar. Pero ¿qué pasa cuando entre esas personas que se reincorporan hay mujeres embarazadas? Te lo contamos

Al igual que las madres no embarazadas trabajan, las madres embarazadas gozan también de este derecho. Estar embarazada y trabajar a la vez no es incompatible simplemente hay que asegurarse que el trabajo que se está realizando no afecte al ciclo reproductivo de la embarazada.

  • Evita trabajar si tu trabajo requiere esfuerzo físico pues aumenta las probabilidades de tener problemas durante el embarazo.
  • Evita trabajar si tu trabajo requiere pasar muchas horas sentado pues pueden causar inflamación en piernas, empeoramiento de los hábitos de higiene postural y lesiones en la parte baja de la espalda asociadas, también, al aumento de peso propio de la gestación.
  • Evita trabajar si tu trabajo requiere contacto con productos químicos (plomo, mercurio, pesticidas o disolventes) asi que si requiere contacto con factores biológicos de riesgo como los virus o los parásitos, ya que pueden poner en riesgo tu salud y la del bebé

Abortos espontáneos, riesgo de parto prematuro, embarazos múltiples, presión arterial alta, preemclampsia o placenta baja son algunas de las formas en las que puede afectar embarazo y trabajo si no tienes en cuenta estas restricciones.

De todos modos, a medida que avanza el embarazo (en concreto los últimos tres meses) es normal que la embarazada se sienta más incómoda en su puesto de trabajo debido al proceso hormonal que recorre su cuerpo; y con ello que decida abandonar su puesto y tomar reposo absoluto; mientras tanto ¿por qué no compaginarlo?

Y es que actualmente muchas mujeres optan por compatibilizar en la medida de los posible su embarazo con su carrera profesional, de hecho, algunas mujeres llegan a trabajar incluso días antes del parto ya que el hecho de estar ocupados y pensando en otras cosas que no sea el embarazo puede ser muy positivo para afrontar la última etapa con la mayor naturalidad y tranquilidad posible.

Con todo esto, ¿quien dijo que embarazo y trabajo no podía ser saludable?

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt