900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

El transporte de muestras biológicas: sangre de cordón umbilical

Como comentamos en nuestra comunicación el pasado mes de marzo, IVIDA tiene una nueva instalación autorizada y acreditada en Suiza. Esto ha motivado, como igualmente les comentamos, que se comenzara un traslado continuado desde nuestra instalación en Lisboa, hasta nuestra instalación en Marly, Suiza.
El traslado de las unidades comenzó hace unas semanas y está a punto de terminar. En los próximos días recibirán una comunicación de IVIDA confirmando el traslado definitivo.
Hoy les queríamos hablar del traslado de muestras. ¿Cómo se realiza? ¿En qué condiciones? ¿Hay riesgos para las células? ¿Quién lo hace? ¿Están las muestras aseguradas?
Para comenzar, les vamos a explicar cómo se hace dicho traslado. Como saben, en IVIDA desde el lanzamiento del servicio en el año 2010, para dar cumplimiento a la normativa española que regula los bancos de sangre de cordón intrafamiliar, apostamos por tener dos instalaciones: una en Madrid y otra en el extranjero. En este sistema de trabajo, era imperativo hacer traslados continuados de muestras.
Pues bien, aunque requiere una planificación especializada del proceso para garantizar las condiciones de criopreservación de las muestras, el traslado es relativamente sencillo. Se realiza de la siguiente manera:
  1. Se prepara un plan de trabajo donde se incluyen todos los detalles del proceso, considerando cualquier posible riesgo y sus medidas de contención.
  2. Se prepara la gestión documental del traslado, con sus correspondientes autorizaciones, listados y documentos
  3. Se selecciona un equipo de transporte que está diseñado especí­ficamente para llevar a cabo estos traslados de muestras biológicas (se llaman dry-shippers).
  4. Se carga de nitrógeno líquido, y se comprueba previamente para garantizar su funcionamiento correcto.
  5. Se cargan las muestras biológicas
  6. Se transporta por carretera o por avión.
  7. A la llegada a destino, se introducen en los correspondientes tanques de depósito.
  8. Se actualizan los inventarios y se verifica que todo el proceso se llevado a cabo satisfactoriamente.
Los equipos de transporte de muestras (dry-shippers), tienen normalmente una autonomía superior a 7 días, pero para trabajar con la máxima seguridad, los traslados no se demoran más de 72 horas. De este modo se proporciona el tiempo suficiente para reaccionar ante cualquier imprevisto que pudiera posponer la entrega.
IVIDA ha seleccionado un proveedor de dry-shippers que ha fabricado un equipo a medida de nuestras necesidades. Estos equipos, antes de cada uso, son validados siguiendo los procedimientos operativos incluidos dentro de nuestro sistema de calidad.
Para poder garantizar el control del proceso de forma completa, IVIDA ha realizado este traslado de muestras con medios propios, utilizando para ello personal especializado, formado previamente y preparado para responder ante cualquier eventualidad durante la operativa. Los riesgos asociados son los inherentes al propio transporte, pero son muy limitados. Además, los dry-shippers son equipos muy sofisticados y resistentes que, en caso de accidente,
están preparados para soportar un fuerte impacto.
Finalmente, aunque el plan de trabajo reduce los riesgos asociados al transporte a la mínima expresión, adicionalmente, IVIDA tiene un seguro contratado con Zúrich, para dar cobertura a los costes de indemnización en caso de accidente y deterioro de las muestras.
En todo caso, si tienen alguna duda relacionada con el transporte de muestras, por favor contacte con nuestro departamento de atención al cliente en el 900 487 500.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt