900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Una niña con parálisis cerebral camina tras un trasplante de células madre

Una niña de dos años con parálisis cerebral que recibió sangre de su propio cordón umbilical, está dando esperanzas de futuro a padres de niños con problemas cerebrales. Es el caso de Ava Johnson, de San Diego (EEUU).

Por sus patologías detectadas antes de nacer y tras numerosas recomendaciones de los médicos, los padres de Ava decidieron conservar las células madre de su cordón umbilical. “Sería un error por nuestra parte no haber hecho todo lo que estuviese en nuestra mano para darle las oportunidades posibles”, afirmaba Jeremy Johnson, el padre de la niña.

La patología que presentaba la pequeña de los Johnson limitaba el uso del movimiento de su lado izquierdo por lo que a los 18 meses todavía no era capaz de andar por sí misma hasta que un tratamiento experimental con las células madre de la sangre del cordón de Ava que estaban criopreservadas en un banco privado, cambió su vida y la de su familia.

Tres semanas después del tratamiento la pequeña ya comenzaba a dar sus primeros pasos. “Nuestra hija está caminando cuando al principio nos dijeron que no podría”, aseguraba Catherine, la madre de la menor. Ahora, Ava ya tiene dos años y demuestra que ya es capaz de danzar, correr y jugar como el resto de los pequeños de su edad.

Así, los médicos han usado sangre de cordón durante décadas para ayudar con trastornos de sangre y tratar algunas enfermedades; pero con estos resultados se evidencia que esta misma sangre puede viajar hasta el cerebro del bebé y sanar las zonas afectadas de éste, que pueden ser causantes de afecciones como el autismo o la parálisis cerebral.

“Estamos emocionados de ver que hay algún efecto beneficioso de la sangre de cordón en estas situaciones y estamos intentando estudiar cómo funciona realmente puesto que muchos niños tienen historias médicas parecidas”, asegura Joanne Kurtzberg, directora de la Unidad Pediátrica de Trasplantes de Médula Ósea de la Universidad de Duke e impulsora de los primeros ensayos clínicos con células madre procedentes del cordón umbilical en la curación o disminución del grado de parálisis cerebral, en niños de 1 a 6 años.

Fuente: http://www.nbcsandiego.com/news/local/3-Year-Old-With-Cerebral-Palsy-Walking-After-Stem-Cell-Infusions-351260061.html

Foto: _iBaNe_

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt