Top Menú

LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Células madre permiten al músculo regenerarse en personas mayores

Se ha identificado un mecanismo fisiológico que mantiene la capacidad de regeneración del músculo. Este resiste el paso del tiempo mucho más de lo esperado, hasta la edad geriátrica. Hoy hablamos de este interesante estudio que recoge los resultados de más de siete años de investigación.

 

Las células madre y la regeneración muscular

La regeneración del músculo esquelético disminuye con el envejecimiento. Sin embargo, los fármacos que activen FoxO pueden tener un efecto rejuvenecedor para la musculatura. FoxO es un factor regulador de la expresión génica previamente asociado a la longevidad.

Es una población de células madre musculares (células satélite) que se encuentran en un estado latente o quiescente, la que permite la regeneración del músculo esquelético. Gracias a esta investigación, se ha identificado un subgrupo dentro de las células madre musculares. Este subgrupo, a pesar de estar en quiescencia, se distingue porque mantiene su capacidad regenerativa a lo largo del tiempo. Sólo decae en la edad geriátrica.

El mencionado subgrupo de células madre quiescentes poseen una capacidad regenerativa superior a través de la activación de la vía de señalización asociada a FoxO.

Según los resultados presentados en ‘Nature Cell Biology’, este estudio abriría la posibilidad de mejorar la salud de personas mayores debilitadas por la pérdida de masa muscular. También puede ser útil para personas que han perdido masa muscular. Por enfermedades neuromusculares, por efectos asociados al cáncer o patologías infecciosas o inflamatorias.

En este trabajo científico han participado investigadores de la Universitat Pompeu Fabra, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), ICREA y Ciberned.

Además, han colaborado investigadores del Instituto Nacional de la Salud (EEUU), Universidad de Luxemburgo, CIC bioGUNE, CSIC. También Universidad de Pádua y Universidad La Sapienza de Roma.

En cuanto a la financiación, el estudio ha recibido distintas ayudas. Parte ha procedido de: European Research Council (ERC), el Ministerio de Ciencia e Innovación y La Caixa-Health.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt