900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Consejos para proteger a tu bebé del sol

Llegan las vacaciones de verano y con ello el momento de disfrutar con nuestros hijos en la playa o en excursiones. Todas estas actividades están expuestas a altas temperaturas (64’9%). Ante esta situación, la protección solar es necesaria pero ¿protegemos a nuestros hijos de semejante calor de un modo correcto?

A continuación te indicamos los pasos a seguir para una adecuada protección solar de tus pequeños:

  1. Siempre usa crema de sol hipoalérgica para bebés, libre de PABA, con una protección solar menos de 50 y mayor de 20. Repite la aplicación cada dos horas.
  2. Recuerda aplicar la crema solar con frecuencia, en especial, después de bañarse en el agua.  La utilización de un fotoprotector los primeros 18 años de vida reduce en un 78% el riesgo de sufrir cáncer de piel en el futuro
  3. Aplica la crema solar en la cabeza, cuello, orejas, como también en el resto del cuerpo. Principalmente, cara, brazos y piernas.
  4. Pon a tu hijo gorros que cubran la cabeza y en lo más posible las orejas y el cuello.
  5. Déjale puesta la camiseta aunque lleve protección solar
  6. Protege los pies con sandalias de playa puesto que la arena está caliente
  7. Ponle gafas homologadas y mínimo de categoría 3 para niños que los protegen de los rayos UVA en los ojos. Evitarás lesiones oculares.
  8. No olvides la sombrilla de playa.  Todo niño debe tomar recesos bajo la sombrilla de playa varias veces al día.
  9. Trata de que el horario de ir a la playa sea el más recomendable…entre 8 y 10 am; y luego de las 4 pm.
  10. No se debe exponer un bebé de menos de 6 meses al sol.  Si vas a llevarlo a la playa o de paseo, llévalo en un horario apropiado, y no más de 15 minutos. Con eso es suficiente para que sinteticen la vitamina D del sol. Recuerda que antes de los 6 meses los bebés no pueden utilizar crema solar.

Pero la playa o las excursiones no lo son todo, los niños, aunque en menor proporción (30%), también se exponen al sol en el parque o incluso en el recreo del colegio. De este modo una buena precaución será proteger a los niños del sol en el día a día cotidiano, aplicándole protección solar en cualquier situación donde estén expuestos al sol.

La piel tiene memoria. Cada vez que te expones al sol y te quemas vas restando salud a tu piel. Sabiendo esto, cuidemos las piel de nuestros hijos desde el primer día.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt